domingo, diciembre 30, 2012

Año nuevo

LLEGA 2013
Llega fin de año y es hora de hacer balance, para Diario de Cine ha sido su primer año de vida ya que se inició a finales del 2011 con muy pocos escritos y sin una línea clara de lo que íbamos hacer. Actualmente estamos próximos a las 200.000 visitas lo que ha sido un logro positivo.
Hemos visto, dentro de lo que cabe, buenas películas tanto en salas como en formatos domésticos como Blu-Ray y DVD. Aunque eso sí con muchas reservas, porque el autor de la web vive en una ciudad pequeña muy poco cinéfila y cierta clase de películas no llegan a proyectarse en mi ciudad.
Las salas de mayor calidad en la provincia son de complicado acceso por lo que para ver cine me veo obligado a viajar.
Desde el punto de vista político nuestra realidad es nefasta, no vamos a insistir sobre el tema. La crisis, la pérdida de trabajo, la incertidumbre, los desahucios conforman una realidad dura que nos causa un profundo dolor que no podemos olvidar.
Desde el punto de vista personal no me puedo quejar. La web, la aparición de un libro en que intervine sobre Juan Piquer Simón, mi vuelta al rodaje en cortos y otros proyectos prometedores como Genoma me  han llenado de ilusión.
La realidad del cine español se contradice. Por un lado hemos obtenido éxitos importantes como Lo imposible y Las aventuras de Tadeo Jones, lo que me llena de alegría, pero por otra el futuro de nuestra cinematografía es muy oscuro.
Estamos pagando el erro de treinta años de irregularidades desde que se inició la nefasta Ley Miró en la que el Estado ha gastado enormes fortunas en películas que no gustan a nadie y que no se estrenan engordando las cuentas corrientes de oportunistas desaprensivos. Una de las consecuencias de tan nefasta política ha sido el descrédito del cine español, sobretodo dentro de nuestros fronteras. Nos hemos metido en un atolladero del que difícilmente saldremos. El recorte brutal en cultura y en subvenciones nos han dejado en un callejón sin salida a menos que se reaccione de forma positiva y nos planteemos de una vez la creación de una industria sólida.
Otro problema que tenemos candente son el abuso de las multinacionales que controlan el mercado e impiden que muchas películas circulen por nuestras pantallas, tal como he apuntado antes, lo que implica falta de acceso a muchos títulos interesantes.
Sólo resta desearos a todos que 2013 os traiga lo mejor tanto a nivel personal como colectivo, que se termine la crisis y volvamos a vivir de nuevo en paz y prosperidad.
Salvador Sáinz
 

No hay comentarios: