sábado, julio 14, 2012

14 de julio

HAY GENTE QUE NO APRENDE...
Fue un catorce de julio de 1789 cuando el pueblo de parís harto ya de los abusos de los aristócratas y de su corrupta monarquía tomó la Bastilla y cambió el curso de la historia. Fue un hecho sorprendente. A nadie le podía pasar por la cabeza de que por fin el pueblo pudiera deshacerse de sus opresores de una forma tan drástica.
Durante años, sus antiguos opresores y sus cómplices y lacayos fueron paseando por el cadalso en donde se cometieron muchas injusticias, pero que no salió de la nada. De la nada nada sale.
En el mismo siglo, España vivió una guerra estúpida que acabó en 1714 con la caída de Barcelona. El motivo fue expulsar a un rey para poner a otro en su lugar. Para mí gusto los dos contendientes eran igual de nefastos y no valía la pena luchar por ellos, pero sí para deshacerse de ambos.
La lección de Francia fue importante, ni borbones ni austriacos.
En España estamos en el siglo XXI con una monarquía corrupta y desdichada en el poder, así como unos presidentes incompetentes y absurdos. Se creía imposible superar la incompetencia de José Luis Rodríguez Zapatero, inepto profesional, y que cualquier cosa sería mejor. Craso error.
Apareció Mariano Rajoy "el huno" y desmanteló el Estado del Bienestar de forma antidemocrática y fascista. Su actual política es la contraria de la que se proponía en la campaña electoral, es impuesta a dedo porque lo ordenan fuerzas extranjeras. Un parlamento sito en Bruselas que defienden intereses opuestos a los nuestros.
Hemos sido traicionados una vez más por ese descendiente del caudillo Atila que por donde pisaba no crecía más la hierba. Ya no podremos creer, si es que alguien se las creído, sus promesas. A nosotros no nos engañan. Su predecesor popular José María Aznar ya nos abrió los ojos con su política terrorífica.
La democracia española es tan corrupta que se debería empezar de cero otra vez y eliminar toda esa casta parasitaria que nos oprime. Tal vez necesitemos otro catorce de julio, otra toma de la Bastilla.