viernes, febrero 03, 2012

La gran Hedy Lamarr

EL PRIMER DESNUDO DEL CINE
Es muy controvertido el tema en cuestión, ya en Ben-Hur de Fred Niblo, cuando el héroe entraba triunfal en Roma iba precedido por unas vestales en topless, una imagen insólita en el cine mudo aunque en aquel tiempo el Código Hays no había hecho estragos.
Históricamente se le atribuye este mérito a Hedy Lamarr, la Dalila de Cecil B. DeMille en la célebre Sansón y Dalila.
Fue en una película checa titulada Éxtasis de Gustav Machaty en 1933. En aquel tiempo nuestra actriz se llamaba Hedy Kiesler.
Hedy Lamarr (n. Viena, Austria, 9 de noviembre de 1914 – f. Orlando, Estados Unidos, 19 de enero de 2000), fue una actriz, inventora e ingeniera en telecomunicaciones austríaca. Es conocida como “la mujer más preciosa en la historia del cine” y también como la inventora de la primera versión del espectro ensanchado.
Sus frase preferida:
“Cualquier chica puede ser glamourosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida”.

No hay comentarios: