lunes, febrero 27, 2012

El triunfo de Ingmar Bergman

UN VERANO CON MÓNICA (1953)

Nueva película de Ingmar Bergman, Un verano con Mónica, precisamente la que le dio la fama. Una película original sobre el despertar del amor y del sexo.
Se convirtió en película de culto. Muchos cineastas se inspiraron en ella en su posterior obra como François Truffaut y Woody Allen. Fue aclamada por los célebres Cahiers du Cinéma.
En Los cuatrocientos golpes de Truffaut, su personaje fetiche roba las fotos de Harriet Andersson de una sala de cine, precisamente la que mostramos y que se convirtió en todo un icono del erotismo cinematográfico.
Bergman sabía como nadie mostrar las interioridades del ser humano, sus anhelos y frustraciones, la búsqueda de la verdad y de nuestra razón de ser.
Todo un clásico de la historia del cine y sobretodo de un cine más maduro e inteligente del que se consume habitualmente.


Leer más...