lunes, mayo 30, 2011

PATINAZOS DE JOHN WAYNE

El gran MacLintock (1963) de Andrew V. McLaglen con Patrick Wayne, John Wayne y Maureen O'Hara. Las pesadas "gracias" del cowboy por excelencia del cine gringo.
Muchas cinéfilas abominaban de la comedia Cómo matar a la propia esposa por su machismo, pero tal vez no han visto El gran MacLintock cuyo mensaje nos viene a decir que a las mujeres hay que darles jarabe de palo de vez en cuando para que no se les suba la parra.
Se trata de un John Wayne distinto. En vez de un western, aunque la película está ambientada en esta época, se trata de una comedia con pocos tiros y muchas peleas pretendidamente graciosas. Tal vez convendría contratar a un detective para que averigüe dónde está la gracia de esta película porque el guión parece haber sido adquirido en una tienda de saldos. Creo que la pelí dio buen dinero en su día. Junto a Wayne y su retoño, aparecían un buen plantel de señoras como Maureen O'Hara, Yvonne De Carlo, la entonces jovencita Stefanie Powers que en aquella época me atraía mucho y aún también. No podían faltar la cofradía de amiguetes de Wayne como Chill Wills, Bruce Cabot (quien desde que envejeció dejó de perseguir a King Kong), Edgar Buchanan que siempre hacía de vejete simpático, Strother Martin y otros rostros más o menos entrañables. Por cierto he descubierto en el reparto como novio tontorrón a Jerry Van Dyke (hermano del afamado Dick Van Dyke) en un personaje al que se trata con desprecio porque no es el clásico "machote" Made in USA.


Arriba Maureen O'Hara, John Wayne e Yvonne De Carlo, debajo Stephanie Powers y Jerry Van Dyke
Wayne sin John Ford, Cecil B. De Mille y Howard Hawks era justito. Siempre he preferido a Gary Cooper, un actor con más fondo y variedad de registro. Sabía rodar westerns y era buen actor de comedia donde se sabía desenvolver con eficacia. A Wayne suando le sacabas del western se perdía.
Si El gran MacLintock Fue un sonado patinazo, entre otros, El conquistador de Mongolia era increíble. Wayne haciendo de Gengis Khan, el famoso conquistador, era para matarlo. Cuando Hollywood recurría a esos productos carnavalescos con sus grandes estrellas haciendo de mongol, chino, malayos o beduinos eran increíbles por su torpeza.
Nunca han hecho el menor esfuerzo para comprender otras etnias diferentes a la suya. En esta clase de películas suelen estar ridículos y pensar que por esa cosa el equipo técnico y artístico contrajo cáncer por rodar cerca de una base donde se realizaban experimentos radiactivos. Dick Powell ha estado mejor en otros menesteres. ¿Porqué se metió en ese embolado?

John Wayne y Susan Hayward

Recuerdo de Virna Lisi

CÓMO MATAR A LA PROPIA ESPOSA

Virna Lisi
Cómo matar a la propia esposa (1965) de Richard Quine con guión de George Axelrod es una irónica visión del machismo del americano medio, traumatizado por el presunto matriarcado de su país.
El punto de partida del personaje central (Jack Lemmon), un solterón empedernido que tras una noche de borrachera se despierta y se encuentra en la cama, desnuda, a una mujer extranjera (ser extranjero en USA debe de ser algo terrible por el descarado chovinismo que reflejan sus películas) que tiene los rasgos de Virna Lisi.
El bueno, pero algo atontado, Lemmon se pasa el resto de la película intentando deshacerse de semejante beldad, prefiriendo la compañía de su brittish mayordomo Terry Thomas (por cierto también es extranjero, aunque debe de ser de primera división).
La comedia puede verse de dos formas. Una visceral, irritarse por su machismo, otra irónica porque reflejan los prejuicios de la llamada mayoría silenciosa.
Prejuicios que en este caso son dobles por la condición de extranjera que tiene Virna Lisi.
Virna Lisi y Jack Lemmon
La película de Quine yo la vi cuando era adolescente, no era apta para menores t tuve que mentir para que me dejaran entrar. Los porteros solían hacer la vista gorda porque a ellos les interesaba vender el máximo de entradas posibles. Alguna vez venía la policía al cine para comprobar si entraban menores a esas proyecciones pero siempre adolecían de una oportuna miopía porque si te pillaban hacían cómo que no te veían.

Más de una vez he habado de las famosas actrices del cine italiano que a mí me han parecido las hembras más bellas del planeta. En otras latitudes también hay muchísimas mujeres fascinantes, no seamos absurdos, pero en Italia se juntaron muchas en la misma época. Se hacía buen cine en este país mediterráneo, todo un ejemplo para España, porque había mucho talento en Cinecitta. Algunos actores y actrices acabaron por dar el salto del charco y rodaron en el país del dólar, no demasiadas películas por la barrera del idioma, pero sí intentaron seducirnos desde Hollywood. Sin embargo se lucían mejor en su tierra natal porque sus comedias eran más arriesgadas.
Virna Lisi fue una de las mujeres más bellas de su época y eso que la competencia era durísima en el cine italiano. Su paso en Hollywood fue fugaz. Rodar en inglés es complicado y las películas que les ofrecían no eran demasiado atractivas.
Pero volvamos a la película. Lemmon acude a una despedida de soltero cuando el homenajeado anuncia que el amor de su vida ha roto el compromiso organizándose una fiesta algo salvaje. Una bella muchacha rubia sale del interior de una tarta con un bikini de nata. Al despertar de su curda el personaje central descubre que se ha casado con la belleza de la tarta, que es italiana y que es católica por lo que no quiere divorcio.
Bueno, me he preguntado varias veces qué pasaría si una noche me voy a dormir. Nunca me emborracho porque apenas pruebo el alcohol, soy prácticamente abstemio, y es algo dificil que eso me pase a mí. Pero si un día despertara y me encontrara a la Virna Lisi de su mejor época, desnuda en mi cama, haciéndome toda clase de mimitos y lanzándome requiebros, diciendo que es mi esposa legítima, ¿qué haría?
Pues en mi caso sacaría la botella de cava que tengo guardada para celebraciones inesperadas. Nada que ver con esos gringitos que además de misóginos, xenófobos y pretenciosos son absolutamente tontos. Vamos anda, qué contento me pondría si eso me pasara.

sábado, mayo 28, 2011

INDIGNACIÓN

Durante el desalojo de la plaza Cataluña un policía antidisturbios golpe a un inválido en su silla de ruedas. Aconsejaría a los responsables de semejante barbaridad que acudan inmediatamente a un psiquiatra porque en mente sana no cabe tamaña aberración.
EL "DESALOJO"
DE LA PLAZA CATALUÑA

121 heridos por parte de los mossos d'esquadra de los indignados de la plaza Cataluña de Barcelona. La revolución inesperada que ha sorprendido a medio mundo y que está recibiendo apoyos en los cuatro puntos cardinales del planeta.
Pero ese desalojo, para evitar que los indignados acaben por pelearse con los hinchas del Barça en caso de que este equipo consiga la copa de Europa, no ha servido para nada. Una vez se han ido los antidisturbios han regresado los indignados con más ímpetu y encima con el apoyo de los ciudadanos de todo el estado y del resto del mundo. Felip Puig se ha lucido y bien.

Esta por ver los resultados de la revuelta. En otros países, como Islandia, han provocado cambios importantes en el gobierno de su país y que todos los políticos corruptos dimitan.
Ha sorprendido que la revuelta se haya producido en un país democrático pero es necesario tener en cuenta varios factores. En primer lugar que nuestra transición de la dictadura a la democracia se hizo de forma irregular. Los autores del franquismo se modernizaron y se reciclaron en demócratas. No hubo ruptura con el régimen anterior. Nuestro nuevo jefe de estado, elegido a dedo por el anterior, jamás ha sido refrendado por las urnas.
Se produjo un pacto entre las fuerza políticas de no remover el pasado y esconder los crímenes que uno y otro bando realizó durante la pasada guerra civil y varios de sus autores han continuado en el poder.

Además en la clase política abunda la prepotencia, la pijería, la chulería más descarada. Nuestros políticos se han convertido en impopulares. Su imagen se ha ido deteriorando. Mentirosos, ladrones, sinvergüenzas. Así se les llama habitualmente.
Ese desalojo de la plaza Cataluña es una demostración de fuerza propia de los años oscuros del franquismo y se discute su legalidad, siendo apoyado por las voces más reaccionarios catalanas como la de Pilar Rahola en Els matins de TV3, uno de los personajes más impopulares en España y sobretodo en Cataluña.

¿Cómo acabará todo? Si se hace bien con cambios importantes porque no se puede seguir así. España se hunde por culpa de unos políticos incompetentes y sus siervos de la prensa que les justifican. Y si se hunde España nos hundimos todo. La iniciativa ciudadano es muy oportuna e histórica.
La represión ha sido espeluznante e inútil, ha deteriorado aún más la imagen de la policía catalana y ha desacreditado al conseller Puig que debería retirarse de la política inmediatamente. La máscara de Artur Mas ha caído con estrépito y nos ha mostrado su verdadero rostro, aunque a pocos nos ha sorprendido. De su biógrafa Pilar Rahola (cuyos siniestros comentarios en TV3 son una antología del horror) ya nos imaginábamos su actitud. Espero que su jubilación de la vida pública se produzca lo antes posible.

lunes, mayo 23, 2011

domingo, mayo 22, 2011

TARRAGONA
ACAMPADA

Acampada en Tarragona from Salvador Sáinz on Vimeo.



Tarragona 21 de mayo de 2011, plaza de la Font. Acampada en protesta por la pésima situación política que vivimos. A ver si se enteran nuestros incompetentes padres de nada.

sábado, mayo 21, 2011

19.000 REBELDES
EN LA PUERTA DEL SOL


19000 ciudadanos españoles me han alegrado el día junto a sus compañeros de la Plaza Cataluña de Barcelona y de otros lugares de la Península.
Ya somos portada en rotativos de todo el mundo y hasta en Alemania gritan en castellano "Democracia real, ya" (¿no sería mejor republicana en vez de real?).
A pesar de la prohibición de la Junta Electoral y sus tics franquistas el pueblo haciendo caso omiso se ha echado a la calle. Es algo que tenía que suceder tarde o temprano. Son como las burbujas del cava que están reprimiéndose en el interior de una botella hasta que un día se descorcha y sale disparado al exterior.
No se puede tener un pueblo engañado con mentiras tan pueriles y sonriendo como un pánfilo ante nuestros problemas. Es verdad que la crisis es mundial, pero también es cierto que la tasa de paro en nuestro país duplica la media de la Comunidad Europea y que estamos a la cola de Europa. Este país tiene posibilidades de estar entre los grandes y no lo está.
Ahí no se puede decir que es culpa de la crisis internacional sino de nuestros gobernantes incapaces de sacarnos del subdesarrollo y el tercermundismo. No queremos ser un país de pedigüeños sino de trabajadores. Y no lo somos por culpa de esos inútiles que nos han llevado a esta situación, es hora de gritarlo alto y fuerte. Que se enteren de una vez.

jueves, mayo 19, 2011

PINTAN BASTOS

Uno esta ya harto de los politicastros que nos han desgobernado siempre en función de los intereses de una minoría, de una élite endogámica que ha impuesto sus mezquinos intereses a la mayoría de los ciudadanos de este país y de otros también.
Por eso no me extraño de las acampadas de ciudadanos indignados con nuestra clase política y el sistema que ha creado una cultura amorfa, sin personalidad, aburrida, en la que unos pocos se han enriquecido hundiendo en la miseria millones de familias.

La gente ha salido a la calle a protestar y ya iba siendo hora de que esto ocurriera, no era normal tanta cabeza agachada y tanta resignación, tanta impotencia de gentes que creían que no podrían cambiar las cosas. Pero se equivocaban y se equivocan, las cosas sí pueden ser cambiadas. No podemos vivir en un país que vive una imparable decadencia en beneficio de una élite privilegiada que se cree superior a los demás. Una élite que en la actualidad han defendido esta pseudo democracia parlamentaria con unos partidos que sólo saben insultarse los unos a los otros, pero que en otros tiempos nos impuso una dictadura y antes un sistema política reaccionario que nos convirtió en una nación atrasada respecto a Europa, en un país pobre de analfabetos que no cuenta para nada y que ha sido el hazmereír del mundo.
Ya era hora repito y nuestros políticos que tomen nota o que se vayan a las oficinas de desempleo al que han condenado a millones de españoles.


DISCURSO ANTISISTEMA
DE JULIO ANGUITA



miércoles, mayo 18, 2011

EL CREPÚSCULO DE LOS CARADURAS


Las diferentes manifestaciones en toda España de Democracia Real Ya ha superado al gobierno y a la oposición, hartos de la crisis y de la miseria, manifestantes de todas las latitudes, edad y condición se ha echado a la calle. Ya era hora porque parecíamos un país de borregos gobernados por demagogos del tres al cuarto que en vez de solucionar nuestros problemas nos los están creando.
Ya era hora de que se les cante las cuarenta. Estamos hartos de unos tipos que siempre se asoman por los medios de comunicación para insultarse mutuamente, descalificaciones mutuas como si ellos fuesen una panacea y la oposición un desastre.
Que muerdan el polvo estos demagogos que sólo saben aburrir a los españoles que les han votado ingenuamente creyendo cumplir con su deber. El pueblo despierta. ¿Para cuando la toma de la Bastilla a sones de La Marsellesa y protagonismo de Madame Guillotina? Incompetentes go home!

domingo, mayo 15, 2011

TRAPEZI 2011

Cada año, por estas fechas, Reus se vuelve una ciudad alegre y bulliciosa con la llegada de artistas circenses de todas las latitudes mundiales. Atracciones que muy difícilmente podremos ver y que siempre nos llenaban de alegría.
Pero este año ha sido letal por la crisis y las escasas atracciones que han venido no podían evitar una amarga sensación de tristeza. Esperemos que el bache sea transitoria y que en 2012 se recupere la alegría perdida.

jueves, mayo 12, 2011

AGUA PARA ELEFANTES (2011)

El mundo del circo siempre ha sido un gran plató cinematográfico. Recordemos El mayor espectáculo del mundo del gran Cecil B. DeMille, Una tarde en el circo con los hermanos Marx, el hermoso El circo de Charlie Chaplin y otras que forman una lista interminable. Una vida nómada de ciudad en ciudad, un circo es como si fuera un estado independiente que se rige por sus propias leyes y ésta es la base de esta cinta.
Un estudiante universitario de veterinaria sufre un vuelco inesperado en su vida cuando sus padres fallecen inesperadamente de accidente de automóvil. Eso conlleva un conflicto con el banco que se apropia de su casa, el apoderado de la entidad nos es presentado como un ser verdaderamente repugnante. Retrato propio del capitalismo actual.
Estamos en los Estados Unidos de Norteamérica de 1931, en plena depresión económica. Un país menos triunfalista de lo habitual, con mucha miseria que el cine de Hollywood siempre nos ha pretendido ocultar.
El protagonista se sube a un tren en marcha y se encuentra con una inesperada sorpresa, un circo que requerirá sus servicios gobernados por un déspota, un tirano. La película de Francis Lawrence no es genial, pero es agradable. Ha sido criticada por sus intérpretes. Robert Pattinson es un clásico guaperas con pocas tablas y gesto algo arrogante. Le falta simpatía y experiencia. Hay que darle tiempo para que madure como actor. Reese Witherspoon no está mal, tiene un cierto encanto pero es diez años mayor que su compañero, aunque claro eso carece de importancia ¿no?.
Christoph Waltz es quien está mejor en su negativo personaje de despótico jefe del circo.
Lo mejor es la ambientación del mundo del circo pero acabamos por conocer muy superficialmente a sus miembros. El conjunto, repito, es agradable y simpático. Le falta pulso, pero nunca es molesto.

Título: Agua para elefantes
Título original: Water for Elephants
País: USA
Estreno en USA: 22/04/2011
Estreno en España: 06/05/2011
Productora: Fox 2000
Director: Francis Lawrence
Guión: Richard LaGravenese
Reparto: Robert Pattinson, Reese Witherspoon, Christoph Waltz, James Frain, Hal Holbrook, Paul Schneider, Tim Guinee, Ken Foree, Mark Povinelli

martes, mayo 10, 2011

RECUERDO DE
"REMBRANDT" (1936)

Ser cinéfilo ya no mola. En los últimos años lo que interesa es la caspa y las cutreces, pero a mí eso no me interesa para nada. A mí siempre me han gustado las buenas películas sean de la época que sean, me da igual su nacionalidad, ideología del actor principal, si ha dado buen rendimiento en taquilla ni nada por el estilo. Siempre me interesa su calidad intrínseca.
Calidad es lo que daban los hermanos Korda, Alexander y Zoltan, creadores de una época de grandes creaciones como es ésta que nos ocupa. Rembrandt (1936), la biografía del gran pintor flamenco encarnado por uno de los mejores actores de la historia del cine, Charles Laughton.
Resulta curioso que Laughton tuviera mala fama entre la profesión, un hombre tierno y sensible, pero al que muchos acusaran de pelmazo razón por la cual Alfred Hitchcock realizó aquel famoso comentario: "Nunca hagas una película ni con perros, ni con niños, ni con Charles Laughton" que por cierto trabajó con él en varias ocasiones como Posada Jamaica.
Pero a pesar de todo resultaba impagable, las películas aumentaban de calidad cuando él aparecía porque era un actor de raza, de gran ductibilidad, capaz de superar los personajes más difíciles.
En 1936, el año en que comenzó la nefasta contienda en España, Alexander Korda puso imágenes a la biografía de uno de los grandes de la pintura que, como es sabido, siempre vivió en la miseria y no se le reconoció su talento hasta su fallecimiento. Triste sino el de los grandes genios del arte universal.
El director con cada plano parecía que componía un cuadro. Se rodeó de un buen reparto, como Gertrude Lawrence, una actriz eminentemente teatral, reina de Broadway y Londres, cuya biografía fue llevada al cine por Robert Wise con Julie Andrews, un sonado fracaso comercial aunque no artístico, y la siempre impagable Elsa Lanchester, la fiel esposa del gran pintor en la ficción y del gran actor en la vida real.
Laughton borda su personaje, le saca brillo en cada frase, en cada mirada, en cada sonrisa. Tal vez el maquillaje de Rembrandt viejo me resulta molesto y escasamente acertado, pero el resto de la película es todo un recital de interpretación.
¿Y que decir del director Alexander Korda? Cineasta húngaro afincado en la Gran Bretaña, a quien debemos la mejor versión de El ladrón de Bagdad con Sabú entre otras maravillas.
Su exquisito gusto reflejado en cada plano es difícil de olvidar, algo que en el cine moderno echo mucho de menos. Su rigor en la planificación es increíble.
Pasé un buen rato revisando este clásico olvidado del cine, ese plano del maestro Rembrandt mirándose ante un espejo para pintar su autorretrato y su célebre frase "vanidad de vanidades, simple vanidad" es sencillamente impagable.

Rembrandt
Año de producción: 1936
País: Reino Unido
Dirección: Alexander Korda
Intérpretes: Charles Laughton, Gertrude Lawrence, Elsa Lanchester, Edward Chapman, Walter Hudd, Roger Livesey, John Bryning
Guión: June Head, Lajos Biró, Carl Zuckmayer
Música: Geoffrey Toye
Fotografía: Georges Périnal
Distribuye en DVD: Manga Films
Duración: 85 min.
Público apropiado: Jóvenes
Género: Biográfico, Drama

lunes, mayo 09, 2011

LA MUERTE DEL WESTERN CLÁSICO

La gran diferencia del cine clásico al actual es que los actores de antes conseguían una completa identificación con el público, convirtiéndose en algo más que simples intérpretes sino en amigos, cómplices e ídolos de los espectadores.
Uno de esos grandes mitos del cine, sobretodo del western, fue el gran John Wayne que en aquellos tiempos era muy contestado por sus ideas políticas conservadoras aunque nunca se analizaron en profundidad.
La mayoría de los escritores cinematográficos se han dejado llevar por las modas, por corrientes de opinión, convirtiéndose en clones seguidores del gurú de turno. Si en aquella época estaba bien visto ser de izquierdas casi todos seguían estas tendencias de forma acrítica y mimética.
Por eso, John Wayne, considerado representante de una ideología tildada de "fascista", recibió numerosos varapalos aunque el tiempo ha dejado las cosas en su sitio. Es verdad que su ideología es, y debe ser, discutible porque para eso los seres humanos tenemos raciocinio y facultad de pensar, analizar y elegir la postura adecuada en cada momento de la historia.
John Wayne es el más genuino representante de una cultura que tendrá sus contradicciones, pero que es real. El western de los pioneros del salvaje Oeste, una epopeya dura y difícil que llevó a convertir a los Estados Unidos en la primera potencia mundial aunque a muchas veces los métodos empleados eran poco honorables.
Estos comentarios vienen a cuento por el sentido de esta espléndida película de Don Siegel, El último pistolero (1976) que ABC nos vendió este fin de semana con la compra de su periódico a precio módico. Una última reflexión sobre el Salvaje Oeste, una película crepuscular sobre la muerte de un género y de una cultura que estaba quedando desfasado por el progreso de la humanidad. Los antiguos pistoleros quedaban atrás, eran reliquias del pasado porque en el mundo moderno no tienen cabida.
Era el adiós del gran John Wayne, su última película, porque le quedaba poco tiempo de vida y se estaba apagando para siempre dejando como legado una filmografía desigual con muchas mediocridades pero también grandes obras maestras dirigidas por John Ford y Howard Hawks, entre otros.
El último pistolero es una reflexión sobre un mundo que fue mitificado, con unos héroes que todo lo resolvían a balazos, violentos y agresivos, que ya estaban periclitados con sus cuentas pendientes y sus errores que a nada conducían. Un mundo que creó una nación a base de sacrificio, dolor y muerte, pero que ya habían pasado a la historia que los había convertido en seres obsoletos e incómodos. Una amarga reflexión sobre el desplazamiento, la marginalidad, la soledad de esa gente que ya no tenía cabida en una sociedad que les mitificaba y les admiraba pero que al mismo tiempo les estorbaba porque eran un obstáculo para su bienestar.
Espléndido Wayne, y espléndidos sus amigos ya envejecidos que le apoyaron en su última aparición cinematográfica, James Stewart y Lauren Bacall entre otros, así como John Carradine perfecto en el breve papel de enterrador.

John Wayne y James Stewart