sábado, diciembre 31, 2011

Del Campaneret a Mart

RECUERDO DE GORT

Acabo de adquirir un libro en la librería Gaudí, del amigo Isidre. Del Campaneret a Mart. Es una biografía de un amigo fallecido hace muchos años. Publicaba artículos en La Hoja del Lunes de Lleida o Lérida, y escribió una obra de teatro titulada L'Elefant Torrat en un estilo de humor absurdo en la tradición de cierta escena inglesa del tipo Noel Coward.
En Reus causaba mucha extrañeza este sentido del humor ignorando que en otras latitudes es tradicional. No entiendo porqué alguna compañía no se arriesga a representar esta obra profesionalmente tal como hicieron años después de su muerte la Compañía del Teatre Bravium.
De Josep Maria Gort sólo puedo decir cosas positivas. Fue quién publicó mis primeros artículos en la prensa local que daban mucho que hablar y molestaban a los delegados territoriales de Información y Turismo.
Con Gort me inicié también en el cine amateur en 8 mm con peliculitas que ahora se ven extrañas pero que entonces desconcertaban aún más. Al fin y al cabo era lo que se pretendía, "chocar", "épater les bourgeois", tal como se decía entonces, o mejor dicho "desconcertar".
Choca además que su apellido sea igual que nombre del robot de Ultimatum a la Tierra, famosa película de ciencia ficción que ha sido objeto de un remake lamentable. Gort era muy buen hombre, una persona muy alegre, bromista y generosa que vivía en el Reus amuermado, gris y triste del franquismo ya en declive en su última hora. El amigo Gort añoraba la República y la Generalitat, me solía preguntar si el Régimen desaparecería y yo estaba convencido de que sí ya que por pura lógica no se podría sostener, cayendo por su propio peso.
El libro de Ezequiel, uno de sus hijos, me trae recuerdos agridulces de aquella época. Gort fue una luz entre las tinieblas tardofranquistas.  Aunque no me guste la nostalgia si que me gusta recordar a quien fue un gran amigo.

No hay comentarios: