lunes, agosto 22, 2011

NOSTALGIA


Por pura chiripa me encuentro por la red estas dos fotos. Pertenecen a un programa de principio de los sesenta, de la primitiva televisión del Paseo de la Habana de Madrid, Walter y la familia Corchea.
Yo aún era niño cuando la programaron. Walter era un violinista que poseía una orquesta pequeña que aparecía regularmente en los programas de TVE de la época. Tuvieron finalmente uno propio, tocaban música según la moda de entonces pre-rock, pre Beatles, y entre pieza y pieza aparecía un guiñol con Pedro Corchea, un personaje infantil, un títere.
Había otro programa similar, Ambo-Ato con Manolo Bermudez (Boliche) y Joaquín Portillo (Chapinete) cuando se había separado del gran Tip (Luis Sánchez Polack). Los guiñoles eran unos niños que vestían como cowboys, Polilla y luego Perucho, no sé porqué el cambio del nombre. En los Estudios Miramar de Barcelona triunfaba Herta Frankel.
Los programas de Walter no duraron mucho tiempo debido a la inesperada muerte del violinista que puso fin a su emisión. Fueron años irrepetibles evidentemente, al encontrarme con estas fotos rememoré tiempos pasados que no fueron mejores como diría Jorge Manrique, sino distintos. Pero ya se sabe que la vida no pasa dos veces por la misma estación y cada tiempo es único.

Walter con Jesús Alvarez, padre

Manolo Bermúdez "Boliche"
Actor de doblaje, actor de teatro y cine, presentador de programas infantiles.


1 comentario:

JaMolero dijo...

¡Qué bueno que alguien dedique su tiempo a guardar estar delicias...! En este día de cálculos biliares y desahucios, estas lecturas son un bálsamo para el alma. Gracias.