lunes, julio 25, 2011

BLOW UP (1966)

Vanessa Redgrave y David Hemmings

Blow Up fue una extraña incursión del director italiano Antonioni en el cine inglés, lejos de los platós italianos que le fueron tan habituales. Su fama de director "espeso", poco grato al gran público, le convirtió en plato de gourmets cinéfilos amantes de películas minoritarias. Fenómeno que en los años sesenta se llamaba de Arte y Ensayo porque se programaba en salas especiales dedicadas al cine difícil y poco comercial.
Esta vez en un Londres de Carnaby Street y de Mary Quant, lo más moderno de la época, con esos vestidos chillones y esas minifaldas de colorines, Antonioni vuelve a tratar de su famoso tema de la incomunicación.
Todo gira alrededor de un fotógrafo de moda que busca material para un álbum. Le lleva a un vistoso parque londinense para fotografiar su bucolismo y de repente una improvisada modelo, que retozaba con su novio en el lugar, se comporta de forma extraña, exigiéndole la destrucción del material. Ello le lleva a una investigación, descubriendo un hecho terrorífico que la cámara capturó pero no el ojo humano mucho más superficial.
Destaca la sofistificación de la puesta en escena, huyendo del artificio. Antonioni no sólo cuenta una historia atípica, personal, sino que sabe crear una atmósfera innovadora y una estética de vanguardia. Para el director italiano, el cine es campo de investigación semántica, siempre en busca de un nuevo lenguaje. Nos encontramos con un Londres donde pulula una juventud que es el inicio de esa que encontramos en nuestros lares antes del movimiento 15 M. Una juventud sin norte, sin inquietudes, que sólo buscan la evasión mediante el porro descerebrado.
Pero también es una reflexión sobre las falsas apariencias, no todo es como parece. La cámara ve aquello que el ojo humano ha deshechado, que ha despreciado por poco verosímil, y descubre al final el horror que tuvo ante su desatenta mirada sin verla ni reparar en su monstruosidad.
Una imagen estilo pop art, de fotografía de gran contraste, con una imagen estridente y al mismo sofisticada. Una búsqueda de un nuevo lenguaje cinematográfico, pretendidamente naturalista, donde nada es lo que parece sino lo que es en realidad aunque no lo sepamos ver.
El individuo no sabe captar la esencia de lo que le rodea, se aísla en su sueño egocéntrico limitando su mirada a lo que le conviene pero la realidad finalmente le superará siendo incapaz de enfrentarse a su insípido destino.

BLOW UP DESEO DE UNA MAÑANA DE VERANO (BLOW UP)
Dirigido por MICHELANGELO ANTONIONI, 1967
ESTADOS UNIDOS Largometraje
Espectadores: 389.129
Recaudación: 258.207,98 €
NO RECOM. MENORES DE 13 AÑOS Productoras: CARLO PONTI (REINO UNIDO) y METRO GOLDWYN MAYER (REINO UNIDO)
Intérpretes: VANESSA REDGRAVE, SARAH MILES, DAVID HEMMINGS, JOHN CASTLE, ROMAN O"CASEY, VEROUCHKA Guión: TONINO ANTONIONI, MICHELANGELO GUERRA
Argumento: BASADO EN UN CUENTO DE JULIO CORTAZAR
Director de fotografía: CARLO DI PALMA
Música: HERBIE HANCOCK
Género: TRAGICOMEDIA
35 MILIMETROS. COLOR. NORMAL.
Duración: 00111 minutos Empresas distribuidoras: UNITED INTERNATIONAL PICTURES S.L.
Espectadores: 335.990
Recaudación: 172.343,20 €
COOPER FILMS S.A
VENUS FILMS S.A.

No hay comentarios: