domingo, abril 10, 2011

LA EXTRAÑA PAREJA (1968)

Jack Lemmon y Walter Matthau

La comedia La extraña pareja se convirtió en un clásico de Broadway con Art Carney y Walter Matthau de protagonistas. Escrita por Neil Simon, la tama planteaba la posibilidad de dos divorciados que por azar viven juntos provocando una situación imposible.
El enorme éxito de la obra provocó su paso al cine dirigidos por Gene Sacks, pero los productores en busca de la comercialidad cambiaron al actor protagonista por Jack Lemmon que gizaba entonces de un caché superior y de paso reunió a la pareja de En bandeja de plata de Billy Wilder.
En 1968 la película se convirtió en todo un clásico de la comedia aunque la realización estaba lastrada por el origen teatral de la misma y la química de los dos protagonistas volvía a funcionar una vez más conformando la mejor pareja cómica desde Laurel y Hardy. Lemmon y Matthau volvieron a repetir numerosas veces con Billy Wilder u otros directores, convirtiéndose en todo un icono del género.

Como toda pareja cómica la comicidad se basa en el contraste de caracteres. Jack Lemmon (Felix) aquí es un hombre obsesionado por el orden, algo femenino, que se dedica a limpiar la casa y a cocinar de forma pertinente y contumaz, mientras Walter Matthau (Oscar) es desordenado, desgreñado y en cierto modo grosero. La convivencia se hará imposible.

Aunque la versión cinematográfica sea sólo correcta, su triunfo en taquilla fue importante y popularizó la obra en todo el mundo. Pasó a la televisión con Tony Randall y Jack Klugman en 1970 y mucho tiempo después a la escena española con Paco Morán y Joan Pera durando muchos años en cartel.
La extraña pareja otra vez (1998) de Howard Deutch fue una continuación de la película original con la última aparición conjunta de la pareja Lemmon y Matthau que fueron desapareciendo pocos años después. Una operación comercial que provocó el desagrado de la crítica y una discreta aceptación en taquilla cayendo pronto en el olvido y si en la actualidad está editada en DVD es debido al afán completista de los admiradores de ambos comediantes.
Vista en la actualidad, La extraña pareja (1968) conserva todo su encanto aunque su técnica esté ya desfasada. Nadie en la actualidad rueda adaptaciones teatrales en escasos decorados conservando además la estructura de procedencia. Casi toda la comedia transcurre en un único decorado con algunos momentos de exterior debidos a que producción trate de disimular levemente su origen.
El juego de los dos actores principales es fundamental en la buena marcha de la película y la chispa de Simon, aunque carente de visión cinematográfica, consigue mantener la atención durante hora y media del metraje. Los dos personajes están muy bien dibujados, así como todos los secundarios. Dos personajes extrañables en una convivencia imposible.
En cuanto a la continuación treinta años después tenía un aire nostálgico, el de un ciclo que se cerraba para siempre y era el canto de cisne de dos grandes de la comedia. Pero desgraciadamente la realización y el guión son discretos y poco interesantes.

Christine Baranski, Walter Matthau, Jean Smart y Jack Lemmon

No hay comentarios: