jueves, marzo 10, 2011

EL CLUB DEL PIJAMA (1964)

Bobbi Shaw y Buster Keaton

Corría el año 1964 cuando el genial Buster Keaton, muchos años condenado al ostracismo más absoluto, firma un contrato con American International Pictures para actuar como estrella invitada en una serie de películas llamadas entonces "de playa".
Annette Funicello y Frankie Avalon eran sus protagonistas, y Harvey Lembeck corría con la parte cómica al interpretar el papel de un motorista nazi de chaqueta de cuero.
En esta serie de películas musicales en las que se exhibían cuerpos esculturales de chicos y chicas en bañador solían aparecer como estrellas invitadas a viejas glorias del Hollywood del ayer y, curiosamente, estas apariciones son el motivo por el cual en la actualidad esta serie es recordada y editada en DVD y otros formatos domésticos.

Buster Keaton y Bobbi Shaw

El club del pijama, la primera de esta serie de películas en las que intervino Keaton, ha aparecido en DVD aunque con el scope amputado porque pertenece a un master que se distribuyó hace mucho tiempo en las televisiones autonómicas y que Laurenfilms editó en VHS. Entonces no existían los televisores con formato panorámico y se evitaba las franjas negras que algunos molestaban pero, por contra, eliminan parte de su visión.
En estas cuatro películas, Keaton aparecía acompañado por una chica escultural, rubia, altisima, llamada Bobbie Shaw, nacida en 1942, que ejercía de sueca y tuvo una carrera breve como actriz.
Aquí, Keaton, interpretaba a un nativo americano, Jefe Aguila Putrefacta, un servidor de los villanos. La primera vez desde su primer corto con Fatty que no desempeñaba un papel negativo, pero aún así su papel resulta agradable y simpático. El más largo durante muchos años y agradecido por sus fans.

Elsa Lanchester y Buster Keaton

Además nos encontramos con la aparición de Dorothy Lamour y Elsa Lanchester, que en aquel tiempo solía interpretar viejecitas despistadas, antes de que ese término cayera en desuso por considerarlo peyorativo.
Tanto en esta película como la que siguió, Beach Blanket Bingo (1965), Keaton aparecía bailando en los créditos finales. Si en esta su aparición fue muy marginal y poco afortunada, en El club del pijama fue lo mejor de la película. Algunas escenas que recordaban el antiguo cine mudo con un aire entre nostálgico y paródico.
El resto de la película actualmente se ve pasado de moda aunque tiene sus fans, como el resto de la serie de playa. Son consideradas incluso cine de culto, título que se suele dar a cintas de escaso valor artístico. Desde luego son unas comedias muy descerebradas aunque no llegó a extremos indecibles como las que siguieron en décadas posteriores. Un cine juvenil para un público que se supone es superficial y poco inteligente.
Sólo la presencia de los veteranos, de las viejas glorias, justifican su visión actualmente y son piezas buscadas por afán completista.

Buster Keaton y Bobbi Shaw de nuevo
How to Stuff a Wild Bikini (1965)

Bobbi Shaw y Buster Keaton

En How to Stuff a Wild Bikini (1965), Keaton y Shaw rodaron su tercera película juntos. Coincidieron también en la siguiente, ajena a la serie, y ambientada en el ejército estadounidense. Sergeant Dead Head (1965), última película de Keaton en su país ya que el resto se rodó en Canadá, Italia y España, falleciendo un año después. Guerra a la italiana pertenecía a la misma productora de las películas de playa a la que hacemos referencia en estas líneas.
Resulta curioso que un año antes de fallecer, el genial Keaton tuviera un año de trabajo frenético tras tantos años de olvido y es lástima que su muerte prematura abortara su renacimiento artístico.
Al fallecer Keaton, Bobbie Shaw rodó un par de películas y se transformó en Bobbie Shaw-Chance, cambiando de oficio. Se convirtió en maestra de expresión corporal en Hollywood adquiriendo gran reputación en este campo.

Imagen típica de esa serie
Sergeant Dead Head (1965)

No hay comentarios: