jueves, febrero 03, 2011

MARIA SCHNEIDER


María Schneider fue una actriz francesa nacida el 27 de marzo de 1952 en París y fallecida el 3 de febrero 2011.
La actriz francesa Maria Schneider, protagonista de El último tango en París, de Bernardo Bertolucci, falleció en la capital francesa a los 58 años de edad tras un largo cáncer, informaron hoy sus allegados.

Hija del actor Daniel Gélin y de la modelo Marie-Christine Schneider, la intérprete fue seleccionada directamente por Bertolucci para dar la réplica a Marlon Brando en la tórrida historia de amor que se convirtió en una de las películas más escandalosas del momento.

Por este papel sufrió una grave crisis personal. Manifestó en repetidas ocasiones que El último tango condicionó en gran medida su profesión y su vida íntima.

Contaba sólo con 19 años y una carrera profesional que había comenzado cuatro antes en el teatro, pero que también le había llevado a la gran pantalla en L'Arbre de Noël, de Terence Young, o como compañera de Alain Delon en Madly.

En los años 70 siguió interpretando junto a actores consagrados como David Bowie, Gérard Depardieu o Jack Nicholson, aunque buena parte de su carrera se desarrolló en Italia.

En 1980 logró el César del cine francés a la mejor actriz secundaria por su actuación en La Dérobade.

Con el tiempo le ofrecieron menos papeles en el cine y trabajó más para la televisión, aunque en 2000 reaparece en el séptimo arte de la mano de Bertrand Blier, que le ofrece un papel casi autobiográfico de actriz maldita.

En los últimos años se especializó en papeles secundarios de la mano de jóvenes directores.

Su última aparición en el cine data de hace tres años, cuando tuvo un papel en Cliente, de Josiane Balasko.

Hasta aquí la noticia fría y triste escrita de forma rutinaria por la prensa diaria, pero para nosotros queda el recuerdo de una chica que a sus 19 años nos conquistó con una escena que pasó a la Historia del Cine, aquella escena en que es sodomizada por Marlon Brando utilizando un trozo de mantequilla como lubrificante.
Como ha pasado con muchas compañeras que trabajaron en aquel cine erótico de la Transición, pudieron acceder a la profesión pero su carrera quedó lastrada por una imagen negativa de persona fácil carente de dignidad.
En otras palabras que no se las tomó en serio y una vez pasada la moda del cine erótico cayeron en el olvido, acudiendo a castings sin que nadie se interesara por ellas.

Por otra parte, recuerdo que la prensa se cebó con María Schneider, se habló de su bisexualidad, que tenía relaciones con chicas. Los asuntos personales nunca deberían ser noticia y menos piedra de escándalo. Pero una jauría de lobos mediáticos cayeron sobre ella de forma voraz e intransigente. Llegaron a forzar la puerta de la habitación de un hotel para retratarla con una amiga y publicarlas en la prensa descerebrada que no debería llamarse del corazón sino de la codicia.

El último tango en París no es mala película, antes al contrario, tiene numerosas cualidades. Pero no es de las mejores de la historia del cine. fui triste su encasillamiento, pero muchas personas soñamos con ella. Nos gustaba, nos caía bien. Pero tenía imagen de ser una chica informal por lo que perdió la oportunidad de trabajar con Luis Buñuel en Ese oscuro objeto del deseo. Aún así nos gustaba y nos duele su mala suerte. Su papel la devoró y la anuló.
Sus papeles en la madurez son desconocidos para nosotros, sólo queda para el recuerdo esa foto de una mujer serena y agradable.

Maria hace sólo algunos meses

2 comentarios:

miquel zueras dijo...

Triste carrera la de Schneider. Dijo que realmente Brando la forzó en la famosa escena de la mantequilla. Esto recuerda a Linda Lovelace que declaró haber interpretado con Damiani, el director, apuntándole con una pistola. Muy bueno tu post sobre la última película del genial Keaton, hasta ahora creía que "Golfus de Roma" fue su última aparición en el cine. Borgo.

Salvador Sáinz dijo...

No. Cuando acabó "Guerra a la italiana", Keaton viajó al Festival de Venecia donde le rindieron un gran homenaje, de ahí fue a España para rodar "Golfus de Roma".
Antes de morir, "Golfus de Roma" se rodó en septiembre y Keaton falleció el 1 de febrero del año siguiente, rodó un corto titulado "The Scribe" que es su adiós definitivo al cine.
Un corto muy bonito y que no hay forma de localizar. La copia en divx es de muy mala calidad.