lunes, febrero 28, 2011

OSCARS 2011


Ganadora del Óscar a la mejor película

El Óscar para la mejor película lo obtuvo meritoriamente "El discurso del rey".

Ganador del Óscar al mejor director

El Óscar fue para Tom Hooper por la película inglesa "El discurso del rey".

Ganador del Óscar al mejor actor

Sandra Bullock presentó el penúltimo Óscar de la noche para Colin Firth por la película "El discurso del rey", un premio también esperado.

Ganadora del Óscar a la mejor actriz

A jeff Bridges le correspondió el honor de otorgar el Óscar a la mejor actriz para Natalie Portman por la película "El cisne negro" , como era esperado.

Ganador del Óscar al mejor guión adaptado

El sexto Óscar de la noche fue entregado a Aaron Sorkin por la película "La red social".

Ganador del Óscar al mejor actor de reparto

Noveno en el orden de la gala, se entregó este Óscar para Christian Bale por la película "El peleador".

Ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto

Kirk Douglas, el ganador del Óscar presentó el Óscar a la mejor actriz de reparto el cual fue obtenido por Melissa Leo por la película "El peleador", siendo éste el tercero de la noche.

Ganador del Óscar al mejor guión original

El séptimo Óscar de la noche fue para David Seidler por "El discurso del rey".

Ganador del Óscar a la mejor dirección artística

"Alicia en el país de las maravillas" se vio galardonada con este premio de la Academia, siendo el primero que se otorgó en la noche por el dos veces ganador del Óscar, Tom Hanks.

Ganador del Óscar a la mejor fotografía

El segundo premio de la noche se otorgó a Wally Pfister por la película "El origen" siendo presentado por Tom Hanks.

Ganador del Óscar al mejor diseño de vestuario

El Óscar lo ganó la película "Alicia en el país de las maravillas".

Ganador del Óscar a la Mejor edición

Robert Downey Jr. presentó el premio Óscar para la película "La red social".

Ganador del Óscar al mejor maquillaje

El óscar lo obtuvo la película "The wolfman".

Ganador del Óscar a la Mejor banda sonora

El Óscar fue obtenido por la película "La red Social".

Ganador del Óscar a la mejor canción original

El Óscar fue obtenido por "Toy story 3".

Ganador del Óscar a la Mejor edición de sonido

Como era esperado, la película "El origen" obtuvo la estatuilla por mejor edición de sonido.

Ganador del Óscar a la mejor mezcla de sonido

Logrado por la película "El origen".

Ganador del Óscar por los mejores efectos visuales

Robert Downey Jr. presentó el Óscar para la película "El origen".

Ganadora del Óscar a la mejor película animada

El quinto Óscar de la noche fue para "Toy Story 3".

Ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa

El ganador del Óscar y octavo en el orden de la noche fue para la película danesa "In a better world".

Ganador del Óscar por el mejor largometraje documental

Premio Óscar obtenido por "inside job".

Ganador del Óscar al mejor documental corto

Fue obtenido por "Strangers no more".

Ganador del Óscar al mejor cortometraje

Óscar obtenido por "God of love".

Ganador del Óscar al mejor cortometraje animado

Sorpresivamente, "The lost Thing" recibió el cuarto Óscar de la noche.

Óscar honorífico 2011

Francis Ford Coppola, Ely Wallach, Jean Luc Godard y Kevin Brownlow reciben el premio honorífico de la Academia 2011 por su trayectoria.

Resumen de películas más ganadoras del Óscar 2011

"El discurso del rey" y "El inicio" terminaron la gala con cuatro premios Óscar 2011, pero los de la película "El discurso del rey" son en rubros de mayor importancia, como el de mejor director, Mejor película y mejor actor principal, por lo que es la película ganadora de la noche.

Les siguió "La red social" con solamente tres premios Óscar y de los cuales solamente uno de ellos es de los considerados principales, el de mejor guión adaptado.

Quedaron con dos premios Óscar las películas "Toy story", "Alicia en el país de las maravillas" y "El peleador".

La película "El cisne negro" se tuvo que conformar con el Óscar a la mejor actriz principal, pero al menos este es uno de los cinco premios más importantes otorgados por la Academia.

viernes, febrero 25, 2011


LA PÍCARA INGLATERRA

El triunfo de la novela picaresca española, El lazarillo de Tormes y El libro del buen amor, entre otros, motivó que el género se expandiera por el resto de Europa y en la Gran Bretaña acabara por hacer furor. The Life and Death of the Wicked Lady Skelton por Magdalen King-Hall cuenta las andanzas de Lady Barbara Skelton, una salteadora de caminos del siglo XVII. Aunque se traté de una novela del siglo pasado, describe una Inglaterra desenfada y distinta a la flemática que tanto conocemos. Novela que inspiró dos películas, La mujer bandido (1945) de Leslie Arliss con Margaret Lockwood que en su día provocó algún que otro enojo con la censura a causa de las blusas ceñidas de la protagonista principal.
Terence Fisher, futuro director de la Hammer, entonces en sus principios trabajaba como editor en esta película exitosa con James Mason y Michael Rennie.

Margaret Lockwood y James Mason

Actualmente etiquetada como clásico es una pieza buscada en su formato DVD y naturalmente inspiró un remake en color con Faye Dunaway en 1983 que es la versión más conocida por el público actual. En España la conocimos como La dama perversa y era mucho más explícita en cuestiones sexuales mostrando una Inglaterra libertina y alegre, una imagen que para nosotros es desconocida de un país que nos es siempre presentado de forma un tanto melancólica. Marina Sirtis aparece desnuda en un par de ocasiones, imágenes muy buscadas por internet, y la catapultó a la fama llegando a integrar el reparto de Star Trek, la nueva generación.

Marina Sirtis

Si Michael Winner jamás se convirtió en un genio del cine sí fue en cambio un realizador eficaz que dota a la película un evidente dinamismo. Esa Inglaterra alegre y confiada, de temperamento cálido, con galanes retozando en los establos en plena romería o en cualquier otro festejo. Un país colorista y vivo. Con caminos repletos de ahorcados y violencia. Mucha miseria y mucha riqueza al mismo tiempo. Una sociedad clasista con gran diferencias de clases.

Fortunas y adversidades de la famosa Moll Flanders apareció en 1722, siendo su autor el afamado Daniel Defoe, autor de Robinson Crusoe. Fue en 1965 cuando el bon vivant Terence Young, en la cúspide de su fama por sus películas de James Bond, llevó la novela al cine contando con la presencia de Kim Novak cuyos atributos físicos la hacen muy adecuada al personaje. Película colorista y de narración fluida, describe con exactitud la Inglaterra del siglo XVIII y sus miserias.


Moll Flanders quiere convertirse en una gran dama pero para conseguirlo carece de toda clase de escrúpulos. Ella vive en un mundo muy masculino y por lo tanto debe espabilarse para triunfar en él al precio que sea y se aprovecha de sus armas de mujer. Novak ha sido considerada uno de los mayores sex symbols de Hollywood, aunque la película es muy inglesa, y los utiliza sin ningún escrúpulo aunque claro la moralina de Defoe acaba por asomarse.

Kim Novak

La dirección artística es refinada gracias a la sofistificación de Young y un buen reparto de apoyo a la actriz con Vittorio De Sica, trasplantado del cine italiano, Angela Lansbury, Lili Palmer, George Sanders y, como no, Hugh Griffith, uno de los secundarios mas geniales del cine internacional.

Kim Novak

Llama la atención la facilidad con que se aplicaba la pena de muerte en aquella época. Cárceles repletas de ladrones, carne de horca, hombres y mujeres que cada semana visitaban el patíbulo por docenas sin que tan radical remedio fuera eficaz.
Inglaterra, sobretodo Londres, nos es mostrado un mundo cruel y agresivo, lo que en cierto modo provoca el carácter sin escrúpulos de la protagonista en busca de un marido con fortuna a quien seducir.

Vittorio De Sica y Kim Novak

Otras actrices llevaron el personaje a la televisión, como Julia Foster en 1975 y Alex Kingston en 1996. El personaje puede dar mucho de sí, pero la versión colorista de Young permanece aún imbatida.
La censura franquista la calificó con un 4, gravemente peligrosa, según criterios de la época aunque, desengañémonos, la censura del resto del mundo no le iba a la zaga. Los países anglosajones son generalmente puritanos y conservadores en estos aspectos.


La versión de 1996 con Robin Wright es muy libre y algo light. Pen Densham es su director, que no tiene la personalidad de su antecesor aunque realiza una obra muy correcta, bien narrada, pero sin la garra que le supo dar Young. La chica, siendo atractiva, no es tan espectacular como Novak que era todo un mito en Hollywood. Aunque en algunos pasajes llega a desnudase, lo que su antecesora no hizo, nunca llega a caldear el ambiente como la protagonista de Vértigo.
Moll Flanders: el coraje de una mujer (1996), aunque descienda al mundo de la prostitución más sórdida, se acaba dulcificando con una historia de amor y Moll se transforma en una mujer honesta, más blanda que la dura que hemos conocido en la anterior versión. En cambio la ambientación es acertada y rigurosa.

Albert Finney y Susannah York

La historia de Tom Jones, expósito de Henry Fielding apareció en 1749 y fue todo un bombazo, convirtiéndose junto a Moll Flanders, en los clásicos por excelencia de las novelas picarescas inglesas.
Albert Finney y Susannah York protagonizaron en 1963 su adaptación al cine, Tom Jones, del director Tony Richadson que fue uno de los más prestigiosos del cine británico.
Vista actualmente algunos de los excesos narrativos de Richardson se pueden ver como algo pasado de moda, pero la película conserva su frescura y su gracia en muchos aspectos. Además cuenta con la presencia de ese secundario con cara de halcón que fue el gran Hugh Griffith. Los actores suelen ser pieza fundamental en estos espectáculos porque son quienes hacen creíbles todos sus relatos y en la tradición británica nos sorprende el rigor de sus trabajos.
Tom Jones, al igual que la Moll Flanders de Young, sorprendieron por su promiscuidad aunque en el caso que nos ocupa se disculpa por el hecho de ser hombre. Ya se sabe la hipocresía y la doble moral de nuestra sociedad patriarcal. Pero ese antihéroe no es en absoluto un ser carente de escrúpulos, es más bien un hijo del infortunio pese a que se descubre finalmente que su origen no era tan humilde.
La imagen de Inglaterra no es tan dura y sí más divertida. Esa Inglaterra de salteadores de caminos y mujeres licenciosas ávidas de etozar con el guapo galán que a todas enamora.

Ann-Margret y Peter Firth

Joseph Andrews (1977) con Ann-Margett y Peter Firth, tiene un aire de refrito, de secuela del filme anterior. De nuevo dirigido por Tony Richardson, basado en una novela de título curioso, La historia de las aventuras de Joseph Andrews y su amigo Abraham Adams, escrita a imitación del estilo de Cervantes, autor de Don Quijote del mismo Henry Fielding, se da la circunstancia de que es anterior a Tom Jones, apareciendo en 1742. La primera gran novela de su autor, inspirada en su ídolo de las letras, Miguel de Cervantes Saavedra.
Un joven hermoso que es motivo del deseo sexual de una rica hacendada que intentará seducirle pero el muchacho preferirá ser fiel a su amor de toda la vida, una chica de clase humilde. Un golpe de teatro muy efectista acabará por dar solución a todos los problemas, la rica hacendada resultará ser la madre del protagonista por lo que se tendrá que fastidiar y dar el visto bueno al casorio de los muchachos.
Tony Richardson ya no estaba en su mejor momento y la película es algo precipitada de realización, aparte de contar con unos maquillajes repulsivos.
Michael Horden interpreta al cómico reverendo Abraham Adams, incluso sale desnudo a su edad aunque de forma gratuita. El humor es algo tontorrón porque el director pierde los papeles en más de una ocasión. Eso sí, vuelve a salir Hugh Griffith con su socarrona mirada.
Inglaterra no es tan fría como la pintan. Ese es al parecer el mensaje de esta clase de películas que acabo de comentar. La pérfida Albión también puede ser libertina cuando se lo propone.

miércoles, febrero 16, 2011

Va de western


VALOR DE LEY (2010)

Jeff Bridges y Hailee Steinfeld

Valor de ley, como es sabido, es un remake y eso comporta numerosas comparaciones más o menos odiosas e improcedentes porque las técnicas de 1969 son distintas y también los presupuestos de ambas. Henry Hathaway era un gran artesano del cine legendario y mitificado porque era de otra época. En su día fue despreciado y subvalorado con los mismos argumentos con que se subvalora y se desprecia al cine de hoy.
Como diría Enrique Jardiel Poncela en más de una ocasión: "si quieres que hablen bien de tí, muérete". Y a decir verdad uno está ya harto de mirar siempre hacia el pasado y no hacia el presente como si las nuevas técnicas fueran perversas sólo por el mero hecho de ser modernas.
Yo soy seguidor del cine de los hermanos Ethan y Joel Cohen, un oasis de originalidad en el cine norteamericano de las últimas décadas. Un cine imaginativo con unos diálogos elaborados pero fluidos aunque en esta ocasión su personalidad sólo se palpa en algunas secuencias aisladas.
Hailee Steinfeld y Matt Damon
Comparar a Jeff Bridge con John Wayne es todo un disparate. Son dos personajes de dos épocas distintas del mundo del cine. Wayne pertenece a la época de los grandes estudios cuando se apostaba por unos actores que se identificaban siempre con determinados personajes. Si Groucho Marx siempre aparecía con el puro y las gafas sin cristal, John Wayne se asociaba siempre a un caballo, un sombrero cowboy y a sus socarronas frases. Es decir, en aquel tiempo la mayoría de los actores eran encasillados y repetían hasta la saciedad el mismo personaje.
En la actualidad todo ha cambiado, ningún actor desea repetirse y prefiere tener variedad de registro, como muchos escritores nos molesta escribir siempre sobre los mismos temas. Todos deseamos tener un repertorio rico y variado. Por eso a Jeff Bridges jamás se le asocia con ningún personaje en concreto porque en su carrera ya larga hay prácticamente de todo y se ha convertido en un actor de prestigio, algo que Wayne no fue nunca. En cambio Duke sí fue y es archipopular, lo que Bridges no ha podido ni soñar.
Hailee Steinfeld es la chica de 14 años que inicia su epopeya vengativa para dar muerte al asesino de su padre. La adolescente cumple con su cometido a la perfección. Un viaje que no va a ningún sitio, sólo a una madurez solitaria y triste.
Hailee Steinfeld
Se les une un ranger joven, otro punto de vista lejano al nostálgico marshall que se pasa la película cual abuelo Cebolleta contando sus hazañas de tiempos pasados que tanto echa de menos.
Puede que otras películas de los Coen me hayan llenado más que ésta. Pero la narración tiene su estilo, un Oeste distinto al de Wayne, viejo, sucio y polvoriento. La sombra de Sergio Leone y Sam Peckinpah se proyecta sobre esta trama de gente desesperada que se considera ya una antigualla, rémoras del pasado que es mejor olvidar, el viejo Far West donde todo se solucionaba a tiros y ahorcando a los delincuentes en un espectáculo público.
Un Far West en donde tienes que madurar a toda velocidad si no quieres acabar en una caja de pino antes de hora, en la que se asesina por cualquier nimiedad, un mundo ruin y rastrero con unos héroes que se consideran desfasados y obsoletos.
Jeff Bridges compone son gran acierto su personaje, un pistolero prematuramente viejo que ahoga sus penas en el alcohol, fracasado en sus matrimonios y que malvive en la parte trasera de un almacén chino. Hailee Steinfeld es la joven promesa que tiene aplomo para llevar el peso de la acción y Matt Damon es un buen soporte para ambos.



==================================

John Wayne y Kim Darby

Marshall Reuben J. 'Rooster' Cogburn era el personaje central de una novela publicada en el año 1968 por Charles Portis sobre las andanzas de una adolescente que desea vengar la muerte de su padre y un pistolero de edad muy avanzada, tuerto y gordo, con muy malas pulgas pero que en el fondo es un ser entrañable y noble. Se creyó desde un principio que este papel sólo podía tener un intérprete ideal, John Wayne, un personaje querido y admirado por unos, pero detestado por otros a causa de sus ideas que podríamos calificar de políticamente incorrectas aunque claro está que lo correcto y lo incorrecto depende del punto de vista con que se analice.

Así que Hollywood no se hizo esperar y la novela se convirtió en una película con pocas pretensiones de Henry Hathaway, Valor de ley (1969) que le valió un Oscar inesperado a su protagonista John Wayne. En realidad más que su interpretación, espléndida por otra parte, se premiaba su aportación al mundo del cine y sobretodo al western en el que fue todo un maestro.
En realidad Wayne había conseguido interpretaciones superiores a ésta en muchas películas de Howard Hawks y John Ford con quienes brilló a gran altura como nadie, pero fue bienvenido por sus admiradores tal distinción.
La película de Hathaway no es extraordinaria pero sí agradable y correcta. Un excelente artesano del cine pero no un genio como Ford, pero ya se sabe que no todos pueden alcanzar dicho nivel.

John Wayne, Kim Darby, Glen Campbell
El éxito estaba asegurado sin demasiadas complicaciones. El personaje de la chica le fue encomendado a una joven promesa de Hollywood, Kim Darby, muy adecuada porque es algo andrógina. Su carrera discurrió empero por telefilmes y películas de serie B sin brillar en demasía pero sin desentonar tampoco.
Pero el éxito fue fulgurante y Hollywood ya pensó en una segunda aventura del pistolero tuerto pero esta vez su acompañante es una mujer de su edad, una predicadora. El rifle y la biblia (1975) de Stuart Millar, un director sin mucha suerte, y Katharina Herpburn acompañó al gran Duke en esta aventura que en cierto modo recordaba La reina de Africa de John Huston.
Wayne ya estaba al final de su carrera y éste fue su penúltimo largometraje.

John Wayne y Katharina Herpburn

El rifle y la biblia, al igual que el anterior Valor de ley, son dos westerns muy agradables de ver y el tiempo los ha convertido en clásicos para ver en programa doble y pasar con ellos un buen rato. Ni siquiera han envejecido con el paso del tiempo y en la actualidad siguen teniendo su público.

















John Wayne y Barbra Streisand

El día que Wayne recogió su Oscar por Valor de ley comentó que de haberlo sabido se hubiera puesto el parche en el ojo mucho antes.

lunes, febrero 14, 2011

BETTY GARRETT
LA ACTRIZ QUE NO PUDO SER ESTRELLA

Esta mañana he leído en la prensa que a los 91 años ha fallecido Betty Garrett, curiosamente la prensa no ha dicho más que vaguedades. ¿Quién es Betty Garrett se habrán preguntado? Pues sólo los cinéfilos impenitentes podrán responder.
Esa moza de aires alocados fue la pareja de Frank Sinatra en Un día en Nueva York y en Llévame a ver el partido.
Además fue protagonista de Mi hermana Elena, Words and Music y La hija de Neptuno.
Triunfó en Broadway y en televisión, pero cuando estaba en la cúspide el Comité de Actividades Antiamericanas cayeron como aves de rapiña sobre ella y su marido, el actor Larry Parks, acabando ambos estigmatizados como "comunistas" y vieron inmediatamente sus carreras arruinadas.
Ambos fueron apartados del mundo del espectáculo acabando en la mayor de las miserias. Tiempo después se la vio en series como El fugitivo o Vacaciones en el mar pero en papeles secundarios o episódicos. A pesar de todo ha estado activa hasta su muerte aunque sea como profesora o artista invitada en algunos shows televisivos. Es abuela de Jeff Bridges, actualmente nominado al Oscar por su papel en Valor de ley de los hermanos Coen.

¿Cómo fue Betty Garrett? Pues una mujer muy entrañable, interpretaba preferentemente una versión femenina de Harpo Marx que se dedicaba a perseguir como loca a los chicos con total descaro. Claro está que de muda no tenía nada, hablaba por los codos y cantaba y bailaba con inusual gracia. Era una excelente actriz cómica pero no pudo desarrollar completamente su talento.
La maldita política del demonio que tanto daño ha hecho al mundo del cine y a la sociedad en general tanto en Estados Unidos como en Rusia, España y nuestra Cataluña. Que el diablo se los lleve de una vez y nos dejen vivir en paz.



FELIZ SAN VALENTIN
EL DIA DE LOS ENAMORADOS

sábado, febrero 12, 2011

EL AUTÓGRAFO
DE HERTA FRANKEL

Este es el primer autógrafo que me firmó un famoso. Debía ser del año 1962 creo recordar, actuó en el Teatre Fortuny de Reus la famosísima Herta Frankel que en aquel tiempo protagonizaba un programa de Televisión Española en Miramar de marionetas.
Herta vino desde Viena a España, la compañía "Los vieneses" tuvieron que huir de los nazis y desembarcaron en Barcelona convirtiéndose en los reyes del Paralelo. ¿Para cuando una película sobre ellos?
Herta era la vedette, una mujer hermosa, que al hacerse mayor se dio cuenta de que no podía continuar como lozana jovencita y se convirtió en marionetista.
Sus espectáculos pasaron a la televisión y en aquel tiempo gozaba de extremada popularidad porque en España sólo había una televisión y un sólo canal. En Reus provocó gran expectación.
Acabada la función, sin dudarlo, me presenté en el camerino y le pedí que me firmara un autógrafo que todavía conservo. Entonces debía tener unos once o doce años.

jueves, febrero 03, 2011

MARIA SCHNEIDER


María Schneider fue una actriz francesa nacida el 27 de marzo de 1952 en París y fallecida el 3 de febrero 2011.
La actriz francesa Maria Schneider, protagonista de El último tango en París, de Bernardo Bertolucci, falleció en la capital francesa a los 58 años de edad tras un largo cáncer, informaron hoy sus allegados.

Hija del actor Daniel Gélin y de la modelo Marie-Christine Schneider, la intérprete fue seleccionada directamente por Bertolucci para dar la réplica a Marlon Brando en la tórrida historia de amor que se convirtió en una de las películas más escandalosas del momento.

Por este papel sufrió una grave crisis personal. Manifestó en repetidas ocasiones que El último tango condicionó en gran medida su profesión y su vida íntima.

Contaba sólo con 19 años y una carrera profesional que había comenzado cuatro antes en el teatro, pero que también le había llevado a la gran pantalla en L'Arbre de Noël, de Terence Young, o como compañera de Alain Delon en Madly.

En los años 70 siguió interpretando junto a actores consagrados como David Bowie, Gérard Depardieu o Jack Nicholson, aunque buena parte de su carrera se desarrolló en Italia.

En 1980 logró el César del cine francés a la mejor actriz secundaria por su actuación en La Dérobade.

Con el tiempo le ofrecieron menos papeles en el cine y trabajó más para la televisión, aunque en 2000 reaparece en el séptimo arte de la mano de Bertrand Blier, que le ofrece un papel casi autobiográfico de actriz maldita.

En los últimos años se especializó en papeles secundarios de la mano de jóvenes directores.

Su última aparición en el cine data de hace tres años, cuando tuvo un papel en Cliente, de Josiane Balasko.

Hasta aquí la noticia fría y triste escrita de forma rutinaria por la prensa diaria, pero para nosotros queda el recuerdo de una chica que a sus 19 años nos conquistó con una escena que pasó a la Historia del Cine, aquella escena en que es sodomizada por Marlon Brando utilizando un trozo de mantequilla como lubrificante.
Como ha pasado con muchas compañeras que trabajaron en aquel cine erótico de la Transición, pudieron acceder a la profesión pero su carrera quedó lastrada por una imagen negativa de persona fácil carente de dignidad.
En otras palabras que no se las tomó en serio y una vez pasada la moda del cine erótico cayeron en el olvido, acudiendo a castings sin que nadie se interesara por ellas.

Por otra parte, recuerdo que la prensa se cebó con María Schneider, se habló de su bisexualidad, que tenía relaciones con chicas. Los asuntos personales nunca deberían ser noticia y menos piedra de escándalo. Pero una jauría de lobos mediáticos cayeron sobre ella de forma voraz e intransigente. Llegaron a forzar la puerta de la habitación de un hotel para retratarla con una amiga y publicarlas en la prensa descerebrada que no debería llamarse del corazón sino de la codicia.

El último tango en París no es mala película, antes al contrario, tiene numerosas cualidades. Pero no es de las mejores de la historia del cine. fui triste su encasillamiento, pero muchas personas soñamos con ella. Nos gustaba, nos caía bien. Pero tenía imagen de ser una chica informal por lo que perdió la oportunidad de trabajar con Luis Buñuel en Ese oscuro objeto del deseo. Aún así nos gustaba y nos duele su mala suerte. Su papel la devoró y la anuló.
Sus papeles en la madurez son desconocidos para nosotros, sólo queda para el recuerdo esa foto de una mujer serena y agradable.

Maria hace sólo algunos meses