jueves, diciembre 02, 2010

ELOGIO DEL "PA AMB TOMACA"


Menuda zapatiesta se ha organizado con el "pa amb tomaca". Muchas veces parece que vivimos en un país de chiflados, excéntricos y cavernícolas. Resulta que la Generalitat en funciones quieren promover la Dieta Mediterránea y han sacado una disposición para que los hoteles y restaurantes ofrezcan pan untado con tomate a la catalana en sus menús y ya han salido en ciertas tertulias a soltar toda clase de dislates.
Parece que a partir de ahora pistola en mano obligarán a la gente a comer "pa amb tomaca", y eso es una solemne tontería. A mí me gusta más esta comida que las tostaditas con mantequilla y mermelada que nos sirven al estilo británico. Conste que los ingleses me suelen gustar como pueblo y como cultura, pero sus gustos culinarios dejan mucho que desear. Son atroces.
La Dieta Mediterránea me gusta más y me contrariaba mucho que cada vez que iba a un hotel no pudiera desayunar el famoso "pa amb tomaca". Hay cosas en Cataluña que no me gustan (los políticos demagogos, los fanáticos y los desatinos de els Serveis de Cinematografia de la Generalitat) y hay cosas que sí me gustan como el manjar que protagoniza este escrito. Los tertulianos de Intereconomía harían bien en lavarse la boca con jabón.


No hay comentarios: