martes, agosto 10, 2010

I LOVE LUCY


El afan de completismo de la filmografía de los hermanos Marx me ha llevado a localizar un telefilme de 1955 de la serie I love Lucy. La protagonista ya está olvidada en España pero no en su país de origen, Estados Unidos, donde es una auténtica leyenda.
Lucille Ball fue pionera tanto en el campo de la sitcom como en el arte de la comicidad femenina, terreno reservado exclusivamente a los hombres (Mabel Normand y Thelma Todd fueron excepciones).



Lucille Ball era la estrella, interpretaba generalmente una ama de casa entrometida que siempre salía trasquilada. Generalmente en las series o películas cómicas el "gracioso" es el hombre, la mujer suele ser seria. El hombre sufre toda clase de percances para hacer reír, vive situaciones grotescas, se mete en mil líos de los que o sabe salir.

El hombre es el elemento activo de la comedia y la mujer el pasivo. Pero con Lucille Ball todo cambió y el marido se convierte en el elemento pasivo, mientras que la mujer asume el rol activo. Así Lucille Ball en los cincuenta sorprendió a la audiencia con sus series que cuiosamente me han llegado en DVd hablando el español (Desi Arnaz, el marido era cubano y hablaba con ese particular acento de la isla tropical).


En varios episodios aparecen estrellas invitadas, actores famosos como Harpo Marx, Buster Keaton, John Wayne (una autoparodia genial), William Holden, Richard Widmarl, Cornel Wilde, Van Johnson, Bob Hope, Danny Kaye, etc. No obstante estos shows fueron líderes de audiencia durante muchas temporadas convirtiéndose en la actualidad en toda una leyenda.

En el episodio de Harpo, uno de lo más celebrados, el famoso mudo repite la secuencia de los espejos de Sopa de ganso pero esta vez, el falso Groucho es sustituido por un falso Harpo que es del género femenino. Menuda cara de pasmo se le queda a nuestro admirado ricitos, sobretodo cuando Lucy repite sus famosos gestos.
El episodio de William Holden es también divertidísimo, el pobre tiene que hacer enormes esfuerzos para no reírse.
Algunas canciones amenizan el show, como Cuban Pete, la misma que popularizó Jim Carrey en La máscara olvidándose que procedía del repertorio de Desi Arnaz.

En definitiva el pack nos devuelve las sonrisas de un antiguo show que hoy en día nos pueda parecer anticuado, pero que en realidad es clasicismo puro.
Lucille Ball ha sido una de las mejores actrices cómicas de la historia y estos DVD así lo demuestran.

1 comentario:

miquel zueras dijo...

Lucy no está en absoluto olvidada para mí pues la recuerdo como la primera serie que vi en TV: "Te quiero Lucy" en blanco y negro, por supuesto y no sé porqué pero incluso recuerdo el título de aquel episodio: "Lucy in Marineland". Cosas de la memoria. Supongo que nuestra Lucy nacional debió ser Mary Santpere. Saludos. Borgo.