jueves, julio 23, 2009

"Pagafantas" de Borja Coreaga

PAGAFANTAS

Gorka Otxoa y Sabrina Garciarena

Hacía muchos años que no he disfrutado de una película española en pantalla grande y ayer miércoles me pasé por el Palace para ver que programaban y si había algo que me interesara. Vi que daban una española y entré curioso para verla. Generalmente el cine español de las últimas décadas me aburre un rato, pero me arriesgué. Me encontré con Pagafantas, curioso título de Borja Coreaga.
No más empezar me di cuenta de que es una producción de Euskadi o el País Vasco, una comedia urbana de situación que en nuestra península tiene buena aceptación ya que la comedia física necesita más recursos financieros.
Pagafantas me ha interesado por varias razones. La primera porque está ubicada en una de mis ciudades favoritas, Bilbao. La de veces que la habré pisado. Uno ya está harto de ver Nueva York, y en menor media Londres y París como telón de fondo, como si no hubiera más ciudades en el mundo.
Además el tema. El pagafanta es aquel hombre que se enamora de una mujer que no le corresponde, que le tiene como su mejor amigo y nada más. Por cierto, os recomiendo este enlace.


La mujer, ese ser tan contradictorio, en las últimas décadas siempre se queja del machismo, del maltratador, del hombre violento. Pero es cierto que siempre ha desdeñado al compañero que no tiene aquellos defectos por los que tanto abomina.
Siempre ha considerado al machote como el hombre que mejor puede satisfacer sus deseos sexuales, algo que por lo general es falso. Por eso se lamenta y llora en el hombro de sus amigas o de una serie de amigos que las aman pero a los que no hacen ningún caso. Nuestra ministra de la Igualdad se olvida que en nuestra sociedad está muy arraigado el machismo masculino, ya en declive, pero que el que nunca se ha cuestionado es el machismo femenino, el que tienen todas las mujeres en el inconsciente. Un machismo que nunca ha sido cuestionado y que por tanto va ser difícil erradicar de momento porque no se tiene conciencia de ello.
Ese machismo provoca que las mujeres se interesen por un arquetipo, y desdeñen otras formas de masculinidad.
La comedia de situación a la que hacemos referencia trata de las consecuencias de esta contradicción de nuestra actualidad.
Nuestro protagonista, bilbaino, se encuentra en un contenedor de basura a una muchacha atractiva y rubia, inmigrante argentina sin papeles. Trata de ser caballeroso con ella, pero ésta le acaba queriendo como a un hermano, no le ve como a un amante ni un compañero.
El chico se enamora de la chica, lógicamente, aunque creemos que su paciencia es excesiva porque la muchacha en cuestión bien se merece que le dejen donde la encontró. Para nosotros es un petardo monumental aunque su físico sea atractivo.
No entendemos que ve ese muchacho en esa petarda insufrible, en fin. El pobre chico no para de sufrir toda clase de humillaciones y sus intentos de rebelión son un fracaso.
Tal vez convenga poner en la picota a esas seductoras de pacotilla, porque no se merecen que se pierda el tiempo con ellas.
Como comedia me ha interesado y la he encontrado atractiva. Atractiva como película claro. Al menos la actual producción ibérica no es tan latosa como la de años atrás, y es lástima haberla visionado en un cine destartalado como es el Palace de Reus.

3 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Buena crítica

filomeno2006 dijo...

Salvador....¿Has visto "Bruno"?
Saludos.

Salvador dijo...

No, la he visto anunciada.