sábado, mayo 30, 2009

¡¡¡¡PEDROOOOOOOO!!!!!



El cineasta manchego no es santo de mi devoción y en consecuencia lo he ignorado todo lo posible. Yo suelo actuar así, hago con el cine que me disgusta lo mismo que con la cebolla: lo aparto y santas pascuas.
Recientemente ha protagonizado una desagradable polémica con El País y Carlos Boyero. Se ve que a éste no le gusta el cine de aquel y lo ha machacado. No he leído las críticas, no me interesan. Allá ellos con sus polémicas.
Pero uno está más que harto de tanto ídolo de pacotilla. ¿Que al Boyero no le gusta el Almodovar? Pues paciencia. Es lo malo de este país, que no se tolera la discrepancia.
Yo nunca leo Dirigido por, ni me entero qué publican porque me importa un bledo. Como me importa un bledo los bodrios de cierto icono del fantástico que siempre me están restregando por las narices los subnormales de turno.
Son gente que vive de la adulación y de la mentira, con su cohorte de botafumeiros. Igual que aquel dictador que duró cuarenta años porque todo el mundo le recibía con genuflexiones y reverencias hasta que falleció y ahora todo el mundo despotrica contra su augusta persona olvidándose que fueron ellos quienes lo encumbraron.
Que se vayan a lavar los pies al río todos ellos.

No hay comentarios: