jueves, febrero 28, 2008

EL OSCAR DE BARDEM



Javier Bardem se ha convertido en el primer actor que ha obtenido el Oscar de la Academia de Hollywood aunque sea "de reparto". La noticia tiene su aspecto alegre y otra triste porque resulta lamentable que los españoles y las españolas para triunfar deban buscar su oportunidad en el extranjero. No sólo artistas como actores, actrices, cantantes, pintores, cineastas. Incluso médicos, científicos, deben hacer las maletas para triunfar allende de nuestras fronteras.
Recuerdo una entrevista a Xavier Cugat en la que declaraba que para un español es más fácil triunfar en los Estados Unidos que en España porque en nuestra piel de toro se lleva mucho la envidia pero también los prejuicios hacia lo nacional. Y en el caso catalán es aún peor. Por regla general se maltrata a nuestra gente y se les obliga a la emigración si no quieren llevar una vida mediocre y oscura.
Penélope Cruz que ha obtenido Goyas a la mejor actriz por Las cosas del querer al cruzar el charco sufrió un auténtico linchamiento en nuestra prensa y a Javier Bardem se le reprocha sus actividades políticas que si bien son discutibles, como no, no se pueden utilizar para negarle el pan y la sal.
Es cierto que en España muchos artistas utilizan la política para subir, eso no es ético pero es comprensible en nuestro contexto en donde jamás se le da una oportunidad a nadie.
Javier Bardem ha conseguido un Oscar, un actor español no puede triunfar en nuestra cinematografía porque la mayoría de nuestras películas no se estrenan, aburren, y tienen el público en contra. Sólo Hollywood nos puede dar la oportunidad de triunfar de verdad porque sus películas sí llegan a las pantallas, porque sí gustan a los públicos de todos los países, y su trabajo es apreciado desmontando la teoría de que nuestros profesionales carecen de valores. Nada más lejos de la realidad. Lo que funciona mal en España no son sus gentes, es el sistema de producción y distribución de películas que se mueven por criterios extraños ajenos a los intereses del público y de la misma profesión.
Tal vez la tendencia cambie, pero uno es siempre pesimista por sistema y no creo que con cuotas de pantallas y protecciones podamos levantar una industria enferma por sus vicios y su artificiosidad.



Javier Bardem y Penélope Cruz

2 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Una injusticia de Hollywood fue no conceder el Oscar al gran Fernando Rey, gran actor y gentleman

César Galiano Royo dijo...

Hablando del rollo insoportable que a veces es el cine español, el otro día leí que Tip, el de Tip y Coll, dijo en cierta ocasión algo así como: "El cine español es tan aburrido que en muchas películas, en lugar de poner Fin, deberían poner Por Fin".