lunes, enero 07, 2008

LA CRISIS DEL 2008

Vivimos en un país en que a los políticos no se los valora por lo poco que cumplen sino por lo mucho que prometen. Hacemos demasiado caso a esos charlatanes demagogos que nos inflan la cabeza de promesas que después son papel mojado.
No más empezar 2008 algunos medios nos alertan de una posible crisis económica. No sé qué la va a provocar pero ya he vivido varias a lo largo de mi vida y no son nada agradables porque siempre pagan el pato los mismos, los más desfavorecidos.
Lo malo es que la gente no aprende y siempre tropieza con el mismo error. No interesan los resultados, sólo las promesas y lo guapo que es el candidato a la presidencia. Hemos pasado cuatro años decepcionantes para muchos, no para mí porque nada esperaba del talante zapateril. Las mentiras de siempre, las manipulaciones de toda la vida.
Se utilizó el atentado de Madrid por parte de terroristas islámicos como arma electoral para ganar las elecciones, muy mal gestado por unos y por otros. Unos demostraron su mezquindad y otros su infantilismo con sus pataletas de niño llorón.
La Guerra de Irak desveló una vez más la hipocresía de nuestra clase política y de los medios de comunicación. Se olvida que no hubo una, sino dos contiendas en el mismo escenario y el mismo antagonista. La primera con George Bush padre en la presidencia de los Estados Unidos y Felipe González en España. Pocos protestaron y muchos asintieron. En el Ministerio de Cultura unos funcionarios hicieron declaraciones contra la guerra y fueron automáticamente despedidos. Si enviabas cartas a los periódicos no te las publicaban.
Pero cuando la guerra fue organizada por Bush hijo y Aznar o Asnar se lió la marimorena cuando antes se calló. Lo del atentado del 11 M fue vergonzoso, utilizar como arma electoral una matanza que segó la vida a más de un centenar de ciudadanos, humildes trabajadores que acudían a sus puestos de trabajo. Nunca me repugnó más la política que aquel día.
No voy a defender al PP en estas líneas porque no pertenezco a este partido, ni a ninguno. Dios me libre. Pero uno se harta de tanta manipulación y de tanta mentira.

4 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Amigo Salvador: Feliz 2008. ¿No te habrá tocado la Lotería? ¡Ha caído en tu tierra, Reus, Tarragona......! Un abrazo.

filomeno2006 dijo...

España participó en la Guerra del Golfo de 1991, enviando fragatas de guerra con soldados de reemplazo. España, NO PARTICIPÓ en la invasión de Iraq (año 2003), se prestó apoyo moral en la llamada Cumbre de las Azores. Una vez terminado el conflicto se enviaron tropas para reconstruir el país........

M. dijo...

Aquellos son días para olvidar. yo estuve ajeno a la política. Salía a Sudamérica de viaje y con los preparativos no tenía mucho tiempo de andar informándome.

Fue un día terrible, los que lo vivisteis viendo la televisión fuisteis afortunados. Aquí los teléfonos, cuando funcionaban, echaban humo. Tardé varias horas en poder decir a mi familia que estaba bien, aquel día había ido en coche. Luego estaba la incertidumbre sobre los que llegaban tarde a trabajar. Las llamadas para interesarse. Y finalmente las malas noticias de los conocidos que fallecieron. Estas últimas fueron las que más tardaron. Algunos se pasaron todo el día 11 buscando a sus familiares por los hospitales, para finalmente encontrarlos en el ferial, donde llevaban los cadáveres.
Hacer de lo de aquel día un uso propagandístico-partidista no tiene nombre para calificarlo.

Salvador Sáinz dijo...

No, no me ha tocado la lotería.
Lo que dices sobre la Guerra del Golpe viene a darme la razón sobre la hipocresía de nuestra clase política y de sus acólitos.