domingo, septiembre 30, 2007

SEBASTIÁN D'ARBÓ

Sebastián D'Arbó, Berta Cabré y Salvador Sáinz
La Molina, marzo 1986, "Más allá de la muerte"

Sebastián D'Arbó rodó algunas películas de cine fantástico en Barcelona en los años 80. A pesar de ser muy catalanista, la Generalitat pujolista lde dio de lado por rodar cine de género y los lamentables Serveis de Cinematografía de la Generalitat habían iniciado su reinado del terror, capitaneados por el insufrible Antoni von Kitchner y toda su cohorte de aduladores y mangantes. En 182 dieron el tejerazo y se hicieron los amos del Festival de Sitges al que anteriormente habían denostado en sus lamentables críticas en los diarios.
El señor Kitchner, cuando era crítico, puso a parir a Paul Naschy y uno de sus fans le envió una carta repleta de improperios, anónima por supuesto, y entonces se le ocurrió la feliz idea de echarme el muerto encima y de decirle a todo el mundo que yo la había remitido lo cual es completamente absurdo por dos motivos incuestionables. Primero porque Paul Naschy me importa un bledo y segundo, yo nunca envío anónimos, porque las cosas las digo a la cara. En numerosos escritos los he dejado de vuelta y media y aquí me reafirmo en mi opinión de que toda su gestión ha sido absolutamente nefasta.
Y nefasta ha sido su cohorte de aduladores que para medrar iban a sus oficinas par arrastrarse y humillarse ante su augusta persona.
Su política inició una sangría para el cine catalán que debía emigrar a los madriles para poder trabajar. Vicente Aranda, Paco Betriu, Pedro Costa, Isabel Mulá, Josep María Cunillés y muchos actores y actrices tuvieron que desarrollar su carrera en la capital del Reino porque las puertas en Cataluña se les había cerrado a cal y canto.
D'Arbó quería rodar cine de género y, como es natural, la Generalitat le dio con la puerta en las narices. Según me contó el fallecido Francesc Rovira Beleta, en una comisión para la valoración de proyectos para subvencionar, al ver sobre la mesa un proyecto de este cineasta comenzaron a gritar: "¡Ni un duro para D'Arbó!" Esto en boca de presuntos realizadores de películas que no se estrenaban o lo que es peor incapaces de acabarlas. Recuerdo una cosa que programaron en el cine Iván de Playa de Aro, año 1988, semana del cine catalán, que llenó la sala y al cabo de media hora la dejó completamente vacía.
Todo este sinsentido ha provocado la muerte del cine catalán convertido en la actualidad en un auténtico desierto.
Este cineasta tortosino, Sebastián D'Arbó, se vio completamente marginado hasta que dejó de hacer cine tras el desastre de Cena de asesinos, producida por un tal Vincenzo Salviani.
En fín.
Yo rodé con él dos películas, Acosada con Victoria Vera y Más allá de la muerte, las cuales me sirvieron de trampolín para conseguir las que le sucedieron en mi filmografía. Pero imagino que sería si estas películas se hubieran rodado en condiciones más óptimas, presupuestos más holgados y mejor distribución.

IGNASI P FERRÉ

Ignasi P. Ferré y Salvador Sáinz en el Gran Casino de Ibiza, 1990

Ignasi P. Ferré ha sido entrevistado en Canal Reus TV por el estreno de Sitges Nagasaki, su última película que ha tenido numerosos problemas de distribución. En la entrevista aparecieron fragmentos de Un submarino en el mantel (1990) en los cuales yo aparecía como actor. Ignasi hizo saber al presentador del programa quien era yo al aparecer estas imágenes. Un canal que precisamente jamás se ha distinguido por un buen trato. Reus es así, margina siempre a su gente y les obliga a marcharse si quieren progresar en sus profesiones.
Un amigo mío (Josep María Gort) que es pintor de cuadros, para que le tomaran en serio tuvo que irse a exponer a Nueva York, Macario Gómez "Mac" (autor de carteles de cine impagables) siempre ha sido ignorado en su ciudad natal y Antoni Gaudí se tuvo que marchar aburrido a Barcelona, harto de que le trataran de loco.
Todo mi trabajo se ha desarrollado fuera de mi ciudad natal en donde siempre se me ha ignorado, como si no existiera, o fuera para no sé quién una china en el zapato.
Pero a lo que íbamos. Ignasi P. Ferré, nacio en Valls, hermano de Ramón Ferré que trabajó conmigo en Acosada de Sebastián D'Arbó. Con Ignasi coincidí en Más allá de la muerte, también del mismo director, e hicimos amistad.
Un desafortunado incidente provocó que un actor fallara a última hora. Rodábamos en Puigcerdá, en el Pirineo nevado, y el actor se equivocó de tren yendo a parar a Dios sabe dónde. Total que a la hora de rodar no estaba el interfecto ¿qué hacer? pues Ignasi sugirió que me dieran el papel a mí. A mí jamás se me había pasado por la cabeza meterme a actor de cine, pero lo hice. Una secuencia con Narciso Ibáñez Menta, al que felicitaba por su conferencia.
Cuatro años después, Ignasi preparaba Un submarino en el mantel, basado en una novela de Joan Barril, y me propuso darme un papel que luego fue eliminado en la reescritura del guión. Finalmente me dieron otro, el ujier del Palacio de la Generalitat. Rosa María Sardá sugirió que este ujier, que no tenia nombre, se llamara Salvador, como yo.
En la secuencia, Dine Soulí me preguntaba por el personaje de Rosa (la esposa del presidente de la Generalitat) y se despistó alargando el diálogo y preguntándome cosas en francés que no estaban en el guión, a mí se me ocurrió responder "yes" sin pestañear. Al equipo le hizo gracia y esta réplica quedó en la película.
Estalló el boom de la comedia catalana y me llamaron de más sitios, con Ignasi repetí dos veces, Un placer indescriptible, y un telefilme sobre el zodiaco. Pero un cambio de leyes de doña Carmen Alborch puso en peligro la productora Ixia films y el boom desapareció.
Sin embargo la amistad ha perdurado a través del tiempo y muchas veces hablamos por teléfono, ya que he estado muchos años sin poderme mover de mi domicilio por problemas de salud.
Me alegro de que por fin haya estrenado su película y debo confesar de que me gustaría volver a trabajar con él. Me consta que en varios proyectos que no han visto la luz había papel previsto para mí, pero la suerte no nos ha acompañado.

miércoles, septiembre 26, 2007

RICHARD LESTER


Richard Lester ha sido homenajeado en San Sebastián. En su día fue considerado un innnovador por sus películas de humor y por sus musicales algo alocados con los Beatles y sobretodo "Golfus de Roma", una de mis favoritas, penúltimo trabajo de Buster Keaton (el último fue "The scribe" rodado en Canadá): "Era mi héroe. Disfruté mucho rodando con él. Mi relación fue maravillosa, aunque triste porque ya estaba muy enfermo. Al cabo de poco falleció de cáncer".
Sobre Groucho Marx ha dicho:
"Con Groucho trabajé un día y estoy encantado de que únicamente fuera un día".
A Dick Lester le recuerdo en el festival de Sitges de 1986 en donde fue invitado de honor y le pude conocer en persona, era muy agradable y muy simpático.
No era consciente de que al rodar sus musicales inventó el lenguaje de los video clips modernos, era un cineasta original que repentinamente se apagó y se convirtió en un artesano más como su saga de los tres mosqueteros con Michael York, muy criticada pero que actualmente se ve como un clásico del cine de capa y espada.
Su "Superman 2", en realidad fue casi todo dirigido por Richard Donner, y en los últimos años poco se ha sabido de él. Por eso, como es costumbre, cuando una carrera ha terminado vienen los homenajes de quienes anteriormente le ignoraron. cosas del mundo del cine.

lunes, septiembre 24, 2007

MI LIBRO FRANCÉS


En enero de 1995, mes y medio después de la aparición de El cine erótico, vio la luz este libro colectivo publicado en Francia por Editions Corlet. Se trata de un libro colectivo coordinado por Jean Piere Piton, editado por Guy Hennebelle, antiguo colaborador de revistas como Ecran 72.
Éste escritor había destacado por su defensa a ultranza del maoísmo, una extraña ideología pequeñoburguesa ávida de pasar por marxista y se caracterizaba por su visión peculiar de la vida.
Una película ajena a esa forma de pensar ya era considerada reaccionaria, parecía que la gente tenía que ir al cine para soportar estos discursos políticos que en realidad no interesaban a nadie.
Pero 22 años después Guy había cambiado y se avergonzaba de sus panfletos del pasado.
En este libro, Le cinéma fantastique, colectivo, yo me hice cargo del cine fantástico español. Naturalmente no cobré un franco, algo que hace feliz a cierta parte del fandom, pero al menos no engañaban a nadie porque te lo dijeron el primer día.
Era una época en la que parecía que mi carrera literaria se iba a consolidar, pero de repente todo se torció y a pesar del gran éxito de mi libro, El cine erótico, que dió mucho dinero a los editores, éstos me dejaron colgado con los siguientes títulos programados sin darme ninguna explicación.
Tuve que esperar a febrero de 2007 para volver a publicar, doce años después. Al parecer a cierto icono del fantástico le molestaba que mi carrera fuera adelante e hizo lo posible para hundirla.


sábado, septiembre 22, 2007

MI LIBRO MÁS ODIADO

Gran Casino de Ibiza, octubre 1989
Presentación del libro "La historia del cine fantástico español".
De izquierda a derecha.Rafael Ibáñez, Salvador Sáinz, Carmelo Romero (delegado del Instituo deCinematografía) y Francesc Rovira Beleta, autor del prólogo


"La historia del cine fantástico español", publicado en 1989, es sin ninguna duda mi libro más odiado. Fue el primero que escribí y que vio la luz, aunque masacrado, pero el que peor recuerdos me trae a la memoria. Lo malo del cine fantástico español es que el 90% de su producción es debida a Jesús Franco y Paul Naschy, alias "el icono", ninguno de los dos me gusta y además éste me cae muy mal.
En pura lógica lo mejor sería que le olvidara, pero el pésimo gusto de cierta gente motivó que yo me viera forzado a escribirlo y a publicarlo en pésimas condiciones. Encima el festival no pagó la factura de la imprenta que lo confiscó y lo vendió por su cuenta sin darme un duro de beneficio.
Más grave fue que durante muchos años tuve que recibir numerosas cartas pidiéndome el libro, algunas muy desagradables, y presiones para reeditarlo, haciendo caso omiso de mis sentimientos, y con la mala uva de impedir que yo me olvide de ciertas experiencias ingratas.
La experiencia que tuve con este libro nunca la he podido comprender ¿qué sentido tiene un libro escrito en contra de mi voluntad? es algo que escapa a mi comprensión, pero es que una parte del fandom es así. Les gusta imponer a la fuerza trabajos no deseados que se resienten y cuyo interés es todo un misterio.


Gran Casino de Ibiza, octubre de 1990, Francesc Rovira Beleta y su señora Charo (ambos ya fallecidos), entrando con Salvador Sáinz a la cena de clausura del festival de Ibiza, segunda y última edición

viernes, septiembre 21, 2007

EL CINE DE ROVIRA BELETA
Salvador Sáinz, Francesc Rovira Beleta y Xavier Daniel, Ibiza 1990

"El cine de Rovira Beleta" fue editado por el Festival de Ibiza en octubre de 1990, es tal vez mi libro más desconocido, presentado en el Gran Casino de esta isla. Fue un libro realizado por encargo, como otros, y al que tengo en muy poca estima.
Rovira Beleta, excelente profesional del cine, adolecía de un mal carácter pero dentro del mismo era al menos tratable. El Festival de Ibiza y el de Reus en 1989 le rindieron un cálido homenaje pero era un personaje exigente y poco agradecido.
El Festival de Reus (Reus Cinema Internacional) se lo cargó Ernest Benach, actual president del Parlament de Catalunya. Normal ¿qué se puede esperar de un político, profesional de la demagogia hueca y sin sentido? El de Ibiza duró un año más, pero se pasó de presupuesto y murió en su segunda edición.
Era un festival un poco vivalavirgen, muy dicharachero, en la que había muchas juergas y poco cine. De haber continuado hubiera sacado otro libro a José Antonio de la Loma y a otros realizadores de nuestro cine, pero su brusco final arruinó el proyecto dejándome además sin trabajo puesto que era el jefe de prensa del mismo.
Un año antes, en el mismo lugar se realizó la presentación de mi primer libro, el más conflictivo y una de mis experiencias más desagradables, "La historia del cine fantástico español" del que ni quiero oír hablar.
Fue una lástima que se hundiera el Festival de Ibiza porque la isla es preciosa, tenía buen ambiente y era una valiosa oportunidad de conocer gente importante. Pero los hados se nos volvieron en contra.
-----------------------------------------------------


Salvador Sáinz encuentra al célebre bailarín Antonio Gades en el Gran Casino de Ibiza, octubre 1990


martes, septiembre 18, 2007

RECUERDOS DE SITGES

Creado por Antonio Ráfales Gil, desgraciadamente desaparecido, el festival de Sitges alcanzó gran prestigio internacional hasta que la política intervencionista de la Generalitat se lo arrebatara de forma ignominiosa.
Buscando imágenes para un nuevo libro del que hablaré en su día aparecieron éstas que aquí adjunto.
Mi encuentro con Darío Argento, creador del"giallo" italiano, el malogrado Juan López Moctezuma, director de cine mexicano, y José Mojica Marins, Zé do Caixao, un mito brasileño cuya obra es prácticamente desconocida en España.
No me gusta la nostalgia, pero sí rescatar imágenes del pasado. En aquella época yo era más delgado que un fideo, pero en fin...


Dario Argento y Salvador Sáinz, Sitges 1977


Juan López Moctezuma, director de "Alucarda, la hija de las tinieblas"


Arriba y abajo, José Mojica Marins, Zé do Caixao

domingo, septiembre 02, 2007

LLEGA SEPTIEMBRE


Llega septiembre y al cabo de tres semanas el otoño. Los niños regresan a la escuela y los adultos al trabajo, si es que tienen.
No hemos tenido un verano excesivamente bochornoso, como los dos anteriores, pero calor hemos tenido y mucho.
Empieza un nuevo curso político, de nueva la demagogia y las promesas que nadie cumplirán. En fin...




sábado, septiembre 01, 2007

AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS

Amar en tiempos revueltos es una teleserie de TVE que suelen dar a primera orden de la tarde y que trata de una serie de amores y desamores en la España franquista, los años cuarenta para ser más exactos. Como suele ocurrir los franquistas de tan malos parecen la bruja mala de Blancanieves más que seres humanos. La Guerra Civil, el franquismo son temas muy complejos de los que siempre hemos visto una versión parcial tanto en los años de su mandato como en los actuales donde presuntamente estamos en una democracia parlamentaria.
Hay mucha hipocresía sobre estos temas porque siempre ha faltado valor para enfrentarse a lo que podríamos denominar "versión oficial" de los hechos, es un tema difícil y complicado.
En la primera temporada el personaje principal, llamada Andrea (Ana Turpin) hija de una familia pudiente y de derechas se casa con un revolucionario. El personaje era bastante cargante y pedante por lo que la serie no despertó mi interés.
La segunda me interesó algo más, una joven Elisa que desea ser cantante y su amor complicado con un escritor en ciernes.
En la tercera temporada, que acaba de empezar, la protagonista es Alicia la hija de un republicano que pierde a su padre (su madre murió tiempo atrás) y quede irse a vivir al seno de una familia de esas que eran muy de derechas en la que no encaja y con la que tiene multitud de problemas.
El franquismo ocupó los 25 primeros años de mi vida y su recuerdo es agridulce. Pero por lo general veo que se le trata de una forma un tanto hipócrita. En el presente caso la situación de Alicia (Sara Casasnovas) me resulta muy familiar. Al ver los primeros episodios me dio la sensación de haberlo vivido antes porque ese personaje se me parecía a mí en aquella época.
Vivir rodeado de gentes que piensan diferente, que pretenden pensar y decidir por ti, lo que te conviene y lo que no te conviene, sin consultarte tu opinión, gritándote y amenazándote. El conformismo del entorno.
En otros casos no me suelo identificar como en el caso del párroco don Senen, que es malísimo, y no coinciden con los párrocos que yo he tenido que eran excelentes personas. Tal vez con los salesianos en cuyo colegio estuve un año terrible en 1960.
Las vivencias personales siempre son distintas. Recuerdo que nos hacían cantar el "Cara al Sol" en el instituto, y que me daba risa. El ambiente asfixiante del mismo, fui el único alumno que se negó a pertenecer a la OJE (una asociación juvenil de Falange) donde se afiliaron gentes que en la actualidad organizan mitines socialistas o comunistas.
Pero la situación de verme incomprendido por el entorno no desapareció con el Régimen, me quedé estupefacto al ver quienes estaban al frente de la nueva sociedad, e incluso en la actualidad sigo viviendo esta extraña sensación.
El caso de coadjutor que se enrolla con una joven y tiene un hijo con ella, pasó precisamente en mi parroquia y recuerdo aquel salvaje linchamiento que sufrió aquel pobre hombre que además era o es (pues ignoro si aún vive) una excelente persona. Se tuvo que marchar de ese Reus que dicen que era tan ansioso de libertad pero que fue implacable y se mostró intolerante de forma radicalmente injusta.
Otro cosa que me llama la atención. en la nueva temporada aparece una productora que se llama Numacia films, que es imaginaria, que desea rodar una película sobre el general Prim (lo hizo José Buchs en 1930, por cierto, y fracasó comercialmente) y el ejército infiltra un espía en la productora porque, según ellos, el mundo del cine es un nido de comunistas cuando yo estuve escuchando todo lo contrario por parte de numerosos historiadores de cine que decían que los cineastas españoles eran todos unos fachas.
Se vé que el asesor de guiones Rodolfo Sirera aún no se ha enterado.

Sara Casasnovas

--------------------------------------------------------------------
Para mí uno de los defectos de la serie es intentar hacernos creer que estas situaciones eran propias del franquismo, craso error. La España retrógrada ha existido siempre desde el tiempo de los íberos, tanto en Castilla como en Cataluña, el País Vasco y Galicia.
Y no digamos países que presumen de democráticos.
Recuerdo que en mi juventud, allá por el año 1971, recibimos en el colegio la visita de unas alumnas francesas que estudiaban español. Venían de Lyon por cierto. Nosotros aprendíamos francés y nuestra maestra era la madre de la profesora que a esas chicas enseñaba el castellano.
Algún compañero de clase se casó años después con alguna de aquellas francesitas, pero lo que nos sorprendió fue cuando unos meses después, unas chicas que eran de mi curso las fueron a visitar a su Lyon, y comprobamos que la educación que recibían era mucho más rígida que la nuestra. Nos quedamos prácticamente pasmados.
Apenas las dejaban salir de casa, vivían recluidas como monjas de clausura y su nivel de libertad era muy inferior al de las chicas de nuestro país tutelado por una dictadura. Para nosotros Francia era un mito, una tierra donde creíamos que se podía hacer lo que se quería. Pero no era así, nunca fue así.
La Ley de la Memoria Histórica es muy parcial, demasiado.
Lo malo es que nosotros vivimos de mitos y los mitos sólo son fantasías.