lunes, diciembre 03, 2007

LOLITA



Uno de los mejores filmes de Stanley Kubrick es, sin duda, Lolita (1962), basado en una novela de Vladimir Nabokov que retrataba con acierto la hipocresía de nuestra sociedad. En la actualidad en que tanto se habla de la libertad sexual, de la tolerancia, y se han legalizado los matrimonios homosexuales, los campos nudistas y ciertos clubs de intercambio de parejas, resulta que aún escandaliza una relación entre dos personas de edades distintas.
No me refiero unos cuantos años, como es habitual, sino a decenas de años, como si este hecho fuera considerado un crimen.
Sin embargo conviene recordar que durante siglos muchas jovencitas de corta edad fueron obligadas a casarse a la fuerza con hombres maduros o incluso ancianos por intereses económicos de las familias. No hablo de mucho tiempo atrás, porque en el siglo XX aún existía esta costumbre en nuestro país y aún existe en la actualidad.
Pero cuando la relación es consentida provoca pasmos, rasgadura de vestiduras, incluso en personas jóvenes y de presunta mentalidad abierta. Por lo visto la libertad sexual tiene sus límites y uno de ellos es la diferencia de edad de la pareja.
En la actualidad incluso se podría tipificar como delito y la persona de más edad podría pisar los suelos de la cárcel si se atreviera a tener relaciones con una pareja menor. No hablo ni de violaciones, ni de prostitución, sino de relaciones libres. Eso significa que aún tenemos fronteras, límites, a la hora de enamorarnos amparados en un falso concepto de lo "políticamente correcto", la nueva forma de hipocresía de la sociedad moderna.
Esta relación fue llevada a la novela por Vladimir Nabokov y al cine por Stanley Kubrick en 1962.Si en el original la chiquilla tenía 12 años, en la película 14 por presiones de la censura y la actriz Sue Lyon 16.
Desde entonces se suele llamar Lolitas a las chicas enamoradas de hombres maduros, algo considerado una aberración sexual, aunque no son pocas las que se sienten atraídas por personas de más edad, e incluso en casos inversos, hay muchachos que prefieren mujeres hechas y derechas a las chiquillas de edades parejas.
Sue Lyon fue lanzada a la fama por esta película pero su carrera fue efímera. En 1973 rodó Una gota de sangre para morir amando, un filme que necesita una buena revisión, sobretodo la versión sin censura que se proyectó en el extranjero, y que en su día fue menospreciada por la crítica. en ella la actriz que nos ocupa, ya adulta, con 27 años, seducía y asesinaba a chiquillos más jóvenes que ella, convertida en una mantis religiosa.
No hizo carrera en el cine y se retiró tras su matrimonio dedicándose a las tareas del hogar y a sus hijos, si los tuvo. No la hemos podido ver madurar en la pantalla, pero por eso nos quedará en la memoria su imagen adolescente que ya es imperecedera. Todo un icono del erotismo cinematográfico, pero lo principal de la novela aludida y del filme de Kubrick es su denuncia de toda la hipocresía que ronda en nuestra sociedad .
Denuncia que en clave de drama o de comedia han aparecido en títulos posteriores, pero otro día hablaremos de ellos.


Fotos de Sue Lyon

5 comentarios:

pekitas dijo...

Tambien intervino en dos grandes peliculas: Siete mujeres (John Ford) y La noche de la iguana (John Huston) y en otra produccion española de terror: Tarot (J.M. Forquè) ademas de en algun otro titulo menor del genero (Invisible Stranger, La bestia bajo el asfalto)

Salvador Sáinz dijo...

"Tarot" no la he encontrado, pero he visto recientemente "Siete mujeres" y "La noche de la iguana", con dos papeles muy distintos.
En España rodó "Una gota de sangre para morir amando", excelente thriller de Eloy de la Iglesia, también revisada recientemente en su versión censurada.
La chica era monísima, dulce. Pero "Lolita" la marcó para siempre.

Charly Fratelli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Charly Fratelli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salvador Sáinz dijo...

Qué más quisiera yo encontrar la versión no censurada de "Una gota de sangre apra morir amando"