viernes, diciembre 07, 2007

BATIBURRILLO IDEOLÓGICO

Salvador y Paco

La semana pasada me sorprendió el descaro de algunos partidos políticos catalanes por una manifestación en donde se mezclaron el caos en infraestructuras con reivindicaciones soberanistas. Es lo más de esta autonomía, incapaces de hacer buena política se dedican a la bronca continua, al agravio comparativo, al victimismo profesional. "No nos quieren", "no nos comprenden", "buaaaaaaaaaaaaaa, buaaaaaaaaaaa".
Sin embargo bien se callan que son estos mismos partidos, autores de tan lamentables pataletas los corresponsables de tanto desgobierno como el que padecemos porque son quienes les apoyan en las votaciones de investidura.
A cambio de cargos públicos como videpresident de la Generalitat y de President del Parlament, los muy honorables, como así presumía Marco Bruto tras apuñalar a Julio César, organizan manifestaciones contra gobiernos que ellos mismos han apoyado o con el que se han asociado. Valiente cara dura.
Mientras tanto somos el hazmereir en educación y en sanidad. La educación en Cataluña es un auténtico desastre, la peor de toda Europa. Ya no somos aquel país avanzado y cosmopolita de otros tiempos, nos hemos vuelto provincianos para satisfacer las neuróticas exigencias de una clase política mediocre. Nuestras escuelas se han convertido en una fábrica de ignorantes.
De la sanidad no digamos. Nuestros médicos y enfermeras deben emigrar para ganar sueldos decentes y se nos queda lo peor en nuestro país teniendo que recurrir a la inmigración para ocupar sus puestos. No quiero decir que entre este colectivo haya malos profesionales, al contrario, pero están peor pagados y tienen pocos recursos.
Debo recordar que hace un par de años, agosto de 2005, padecí un triple infarto. No más sufrir el primero me presenté al CAP (Centro Médico) de la calle Astorga de Reus para que me atendieran. La recepcionista me hace esperar, hay cola.
Luego me atiende, le explico lo ocurrido y me pregunta "¿ha traído papeles?", "¿ha traído radiografías?" "¿quién es su médico de cabecera?". por mucho que insistiera en explicar lo que me ocurriera ni caso. finalmente me dio un papel para que volviera a las doce que era cuando estaría mi médico, el cual me atendió a las dos del mediodía. El infarto lo había tenido a las siete de la mañana y al CAP me había presentado a las ocho. Seis horas después del infarto fui atendido mientras mi vida pendía de un hilo.
¿Culpa del Gobierno de Madrid que nos quiere y nos tiene manía? ¡No! Culpa de la mentalidad burocrática de nuestra administración. Del desprecio a la vida humana, de su chulería congénita.
Y del problema de la educación no digamos, nuestros muchachos y muchachas arrojan la toalla desanimados por la falta de calidad de la misma. A nuestras autoridades sólo les interesa el reparto de cromos, pasar revista a los mossos d'esquadra, llamarse asi mismos "molt honorables", y nada más.
Sensibilidad cero. Caradura diez.
Ayer me encontré con una figura del Paco, nuestro coco particular, gobernó cuarenta años porque en vez de combatirle le adularon y le lamieron el trasero los mismos que ahora presumen de antifranquistas. Sin embargo este jefe de estado tuvo una virtud. Era un fascista y lo decía. Nunca nos engañó. Actualmente nos desgobierna gente peor, que es tan fascista como él y presumen de demócratas. Tratan inútilmente de engañarnos, pero de lo que no se dan cuenta es de que los ciudadanos no somos estúpidos y cada vez nos creemos menos sus mentiras.

4 comentarios:

M.Peinado dijo...

Cuando se tiene una amplia autonomía, como la que disfrutamos o sufrimos los habitantes de España, hay que diferenciar las culpas. Si la educación o la sanidad son competencias autonómicas, su buen funcionamiento debe estar garantizado por el gobierno autonómico. Pero eso sí, es más sencillo echar las culpas a otro que arreglar las cosas.

Si un tripartito fracasa, y se vuelve a formar el mismo tras unas elecciones, pues que los votantes tomen nota y vean que hacer en las siguientes elecciones.

filomeno2006 dijo...

Amigo Salvador: no creo adecuado llamar "fascista" al General Franco. Era un "político" atípico, que edificó un régimen autoritario (no totalitario) y que se caracterizaba por el pragmatismo y la astucia galaica (por ejemplo en la entrevista con Hitler en Hendaya.....con la táctica del "yes, but" o "si, home, si, claro, claro.....perooo....")Su forma de gobierno era parecida a la del Dr. De Oliveira Salazar en Portugal. Un saludo.

Salvador Sáinz dijo...

Respecto a Franco me parecen dictaduras más asfixiantes y duras las del bloque soviético que las de nuestro generalísimo, pero eso es algo que se calla.
Siempre se resaltan los defectos del "dictador", pero no nos olvidemos que la Historia de España, las historias de los Reinos de Castilla y Aragón, incluso los de Cataluña cuando era sólo un condado están repletos de regímenes autoritarios.
¿Cuantos gobiernos democráticos hemos tenido a lo largo de la Historia? dos repúblicas fracasadas y la actual monarquía parlamentaria, ninguna más.

Salvador Sáinz dijo...

Lo del segundo tripartito es culpa del electorado catalán y de sus prejucios. Aqui no tenemos dónde elegir. O Convergencia con el insufrible Artur Mas o el PSC con el insípido Montilla. Éste se ha aliado con dos fuerzas minoritarias que han vendido sus principios para conservar sus poltronas.