sábado, octubre 27, 2007

XXVIII MOSTRA DE VALENCIA

Izquierda: Céline Brotons (productora de "La Maison jaune"), Guillaume Daporta (guionista de "7 ans"), Amor Hakkar (director de "La maison jaune"), Jean-Pascal Hattu (director de "7 ans").
Derecha: Salvador Sáinz y Nasser Bakhti (director de "Aux frontères de la nuit").

Pasó la XXVIII Mostra de Cinéma del Mediterraneo y en la clausura los vencedores fueron las películas argelinas "La maison jaune" de Amor Hakkar y la francesa "7 ans". También hubo premio para Nasser Bakhti, presentado en la sección informativa.
No más salir del Palau de la Música, Amor Hakkar exclamó; "¡Ganar un premio es maravilloso, pero hacer una película es mucho mejor!". Al acabar la ceremonia fuimos a la cena de clausura en donde me senté con los francófonos, precisamente los vencedores.
Departimos muy a gusto.
Esta Mostra demuestra que se puede hacer buen cine con muy poco dinero y sin grandes estrellas, ni efectos especiales. "7 ans", trata de una mujer cuyo marido está en la cárcel durante ese tiempo, pero como al parecer los franceses están muy retrasados respecto a los españoles, los presos no pueden tener relaciones sexuales con sus parejas, el carcelero del marido debe de consolar a la esposa con su consentimiento. Curiosa situación que nos hace recordar otros tiempos de nuestra historia. Esa cárcel tan opresiva parece una cárcel franquista.
"La maison jaune" es una historia muy sencilla. Amor Hakkar llevaba 15 años sin rodar una película, al fallecer su padre le lleva a enterrar a su Argelia natal redescubriendo su tierra y sus paisajes. En homenaje a sus raíces realiza este sencillo drama sobre un campesino que vive apartado con su esposa e hijas, un día le comunican que su hijo policía ha fallecido y debe recoger su cadáver. Toda la trama gira alrededor del medio de devolver la alegría a su esposa, deprimida por la muerte súbita de su hijo.
La historia está muy bien narrada y se nota que ha puesto todos sus sentimientos en la misma. Eso es lago que se ha perdido en nuestras carteleras con películas hechas para ganar mucho dinero aunque sea a costa de perder la calidad y contar siempre las mismas historias.
La Mostra es un revulsivo contra ese cine clónico que padecemos, un cine que ha dejado de ser arte para contarnos siempre las mismas patrañas como si fueran una fábrica de churros.

viernes, octubre 26, 2007

ZEINA SAAB DE MELERO

Salvador y Zeina


En la pasada Mostra de Cine del Mediterráneo, en Valencia, presenté mi último libro, Manual del cine Mediterráneo. La primera edición tiene algunas lagunas porque es muy difícil encontrar información acerca de muchos países. Sin embargo, gracias a que coincidí en el mismo hotel con profesionales que trabajan en la industria de estos países que conocí a mi bella amiga libanesa, muy simpática por cierto.
Se llama Zeina Saab de Melero, nieta del actor español Manuel de Melero que apareció en Botón de ancla (la versión de 1961 en color), y seis más: Pilar Guerra (1941), Un marido a precio fijo (1942),
El misterioso viajero del Clipper (1945) con Sara Montiel, ¡Culpable! (1945) de Iquino, Trece onzas de oro (1947) y, tras un largo silencio la mencionada Botón de ancla (1961) con el Dúo Dinámico y Miguel Gila, finalmente Detective con faldas (1962) con mi llorada amiga Mary Santpere.
Zeina estaba en el reparto de Falafell (2006) de Michel Kammoun. Rodada con muy pocos medios pero con mucha ilusión por jóvenes libaneses. El título hace referencia a una especie de empanadilla que sirven en los bares de este país y que es muy popular. Conocerla fue para mí una de las mayores alegrías de la Mostra.

sábado, octubre 13, 2007

RAQUEL WELCH EN VALENCIA

Raquel Welch y Salvador Sáinz


La nueva edición de la Mostra de Valencia está a punto de comenzar, el día 16 del presente mes de octubre. Ya hemos comentado que el 18 presentamos mi último libro, MANUAL DEL CINE MEDITERRÁNEO, pero se acaba de anunciar la presencia de Raquel Welch, Don Johnson y Analía Gadé al festival.
Analia Gade fue una de las actrices más importantes en los sesenta, sobretodo en las películas de Fernando Fernán Gómez, LA VIDA POR DELANTE, LA VIDA ALREDEDOR...
Pero la gran atracción es el gran mito erótico del cine internacional, Raquel Welch, que a sus 67 años aún conserva toda su belleza. El bikini más famoso de la historia del cine, aquel taparrabos de HACE UN MILLÓN DE AÑOS y su célebre pelea cuerpo a cuerpo con la sensacional Martine Beswick, la gran musa del fantástico. Raquel fue llamada "El cuerpo" por su perfección, aunque tuvo que retocarse la nariz un tanto aguileña de sus primeras apariciones cinematográficas que perjudicaban su rostro.
Conocerla en persona es uno de las mayores atractivos de una Mostra que se presenta muy interesante.



MI SEGUNDO RODAJE

Salvador Sáinz en Peñíscola

Meses después del rodaje de El coloso de Rodas empezó el de Canción de juventud en Salou, con el debut de la llorada Rocío Durcal, un título que al verlo me produce una cierta nostalgia de ver aquella zona de nuestra costa, a escasos kilómetros de mi residencia, sin la urbanización actual. Entonces la Costa Dorada era agreste, casi desértica, y los veraneantes disponíamos de casetas para pasar el tiempo y cambiarnos de ropa.
Luego no se qué obispo las prohibió alegando que eran inmorales (?) y desde entonces nos tenemos que cambiar a la vista de todos y no tenemos lugar para guardar la ropa mientras nos bañamos.
No pude ver el rodaje de la película de Luis Lucía, pero recuerdo que la productora buscaba gente joven en Reus que tuviera lambretas o vespas para sacarles al lado de la nueva estrella.
En cambio sí asistí al plató de El Cid de Anthony Mann. Aquel día no rodaban pero ví todos los decorados montados y mi padre me hizo una foto montado en un arriete.
Casi pasaron veinte años para ver mi tercer rodaje, Los cántabros, cerca de Madrid, con dirección de Jacinto Molina. Mi cuarta experiencia fue una serie de Narciso Ibáñez Serrador, Historias para no dormir, episodio Freddy, a la que asistí varios días porque entonces trabajaba en Mis terrores favoritos. Precisamente la grabación de los prólogos fue mi quinta experiencia y la sexta un programa de TVE realizado por Sebastián D'Arbó con unos payasos y finalmente la séptima, mi debut como actor en Latidos de pánico. Pero eso es ya otra historia.

MI PRIMER RODAJE


La primera vez que viví un rodaje de cine fue en Laredo (Cantabria). Nuestra familia veraneaba cada año en Carranza (Vizcaya), porque mi padre era de llá, del pueblecito donde nació Víctor Erice (El espiritu de la colmena).
Os ofrezco estas imágenes cargadas de nostalgia porque viví una profunda emoción al ver de cerca cómo se rodaba una película y poder departir unas palabras con George Rigaud, famoso por haber interpretado a San Valentín en El día de los enamorados. Fue la primera vez que pude charlar con un famoso actor de la pantalla y también fui testigo del rodaje de una secuencia de Rory Calhoun corriendo bajo una lluvia artificial realizada con mangueras disparadas al aire y al director Sergio Leone en su debut cinematográfico.
Observad las fotografías. Arriba una barca de pescadores reconvertida en nave griega del puerto de Rodas y debajo las famosas piernas del coloso que eran de madera pero que en pantalla se veían con el cuerpo entero y metálicas.
El cine tenía su magia que me atrapó y me sedujo al instante. Por aquel entonces ya soñaba en que un día pudiera vivir un rodaje pero trabajando en el como actor, poco podía sospechar que mi sueño se iba a convertir en realidad.


Laredo, Cantabria, septiembre 1960, mi padre nos llevó al rodaje de El coloso de Rodas, primera película de Sergio Leone, junto a mi familia que podéis ver en estas fotos retrospectivas. En ellas están mi hermano Tomás (a la izquierda de la foto de abajo), mi hermana María del Pilar, detrás a la izquierda, y a la derecha mi madre Filomena Rofes. La otra joven es Sagrario, nuestra asistenta en el hogar por aquel entonces.

jueves, octubre 04, 2007

MANUAL DE CINE MEDITERRÁNEO


Noveno libro de Salvador Sáinz

En el Corte Inglés de Valencia, situado cerca de los cines de la Mostra, tendrá lugar el día 18 de octubre del 2007 a las 20 horas la presentación del libro MANUAL DEL CINE MEDITERRÁNEO de Salvador Sáinz, a cargo del propio autor y de la concejala de cultura del Ayuntamiento de Valencia, María José Alcón, presidenta de la Fundació Municipal de Cine.
Este libro nos cuenta en primer lugar la historia del mar Mediterráneo, su importancia histórica, y posteriormente una visión detallada de cada país que lo conforman: Albania, Croacia, España, Francia, Argelia, Egipto, Israel y todos los demás contando en primer lugar sus condiciones geográficas, su historia y finalmente su cinematografía.
Ilustrado con numerosas fotografías.

Edita Fundació Municipal del Cine - Mostra de Valencia
-----------------------------------------
Contactos:

Amparo Durá
Ayudante Técnico de Dirección
Plaza de la Almoina, 4
46003 Valencia - Spain

Tel. +34 392 15 06
fax. +34 96 391 23 87

http://www.mostravalencia.com

mostracinema@mostravalencia.com

miércoles, octubre 03, 2007

ANTONI RIBAS

Antoni Ribas
Esta mañana me han comunicado que ha fallecido Antoni Ribas a los 71 años. Le conocí en abril de 1985 en la Mostra de Cinema de Catalunya organizada por Rafael Ibáñez Ribot junto a u pareja de entonces la actriz Emma Quer.
Se había dado a conocer con "Las salvajes en Puente San Gil" con su esposa Elena María Tejeiro, actriz muy popular en los años sesenta, de la que se separó posteriormente.
Ribas se dedicó a la épica nacionalista como "La ciudad quemada" que empezaba con el final de la guerra de Cuba y acababa con la tristemente Semana Trágica de Barcelona. En esta película aparecían multitud de cameos de personajes importantes de la política y la literatura como la escritora Montserrat Roig, Heribert Barrera, Joan Raventós, Joan Manel Serrat y el desaparecido amigo Miquel Porter.
Pero ya se sabe que el hacer el bien a villanos es echar agua al mar, como diría el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha tras ser apedreado por los galeotes a los que había dado la libertad. Su trilogía sobre "Victoria" fue todo un fracaso y los temibles Serveis de Cinematografía de la Generalitat de Catalunya le dejó de lado.
Se recuerdo su plantón delante del Palau de la Generalitat durante 10 meses, esa experiencia lo contó en un libro "Contra el amiguismo y la corrupción" en el que colaboré con un artículo. Alguna vez le fui hacer compañía en su protesta y firmé su manifiesto reivindicativo.
Finalmente, gracias a José Ulloa (que ha sido quién me ha llamado para comunicarme el óbito) se acabó "Tierra de cañones", parte de cuyo rodaje tuvo lugar en Tarragona, pero la taquilla le fue adversa.
Ribas fue un luchador contra corriente, de ahí mi simpatía hacia él, y no tuvo pelos a la lengua a la hora de denunciar la pésima política llevada a cabo por Antoni von Kirtchner y Roc Villas que hundieron el cine catalán pero que por oscuros intereses políticos se iban manteniendo en el cargó durante todo el pujolismo. Su mala gestión llevó prácticamente a la extinción de la escasa industria de cine en Cataluña.
Enfermó y a los 71 años se nos ha ido este cineasta que no tuvo miedo a nadie y a nada, era todo un valiente. Le gustaba demasiado la publicidad y organizaba un espectáculo en todos sus ruidosos estrenos, pero su pérdida es muy sentida por el cine español ha perdido a todo un rebelde.


Adolfo Marsillach en "Las salvajes en Puente San Gil"