domingo, septiembre 30, 2007

Mis recuerdos cinematográficos

IGNASI P FERRÉ

Ignasi P. Ferré y Salvador Sáinz en el Gran Casino de Ibiza, 1990

Ignasi P. Ferré ha sido entrevistado en Canal Reus TV por el estreno de Sitges Nagasaki, su última película que ha tenido numerosos problemas de distribución. En la entrevista aparecieron fragmentos de Un submarino en el mantel (1990) en los cuales yo aparecía como actor. Ignasi hizo saber al presentador del programa quien era yo al aparecer estas imágenes. Un canal que precisamente jamás se ha distinguido por un buen trato. Reus es así, margina siempre a su gente y les obliga a marcharse si quieren progresar en sus profesiones.
Un amigo mío (Josep María Gort) que es pintor de cuadros, para que le tomaran en serio tuvo que irse a exponer a Nueva York, Macario Gómez "Mac" (autor de carteles de cine impagables) siempre ha sido ignorado en su ciudad natal y Antoni Gaudí se tuvo que marchar aburrido a Barcelona, harto de que le trataran de loco.
Todo mi trabajo se ha desarrollado fuera de mi ciudad natal en donde siempre se me ha ignorado, como si no existiera, o fuera para no sé quién una china en el zapato.
Pero a lo que íbamos. Ignasi P. Ferré, nacio en Valls, hermano de Ramón Ferré que trabajó conmigo en Acosada de Sebastián D'Arbó. Con Ignasi coincidí en Más allá de la muerte, también del mismo director, e hicimos amistad.
Un desafortunado incidente provocó que un actor fallara a última hora. Rodábamos en Puigcerdá, en el Pirineo nevado, y el actor se equivocó de tren yendo a parar a Dios sabe dónde. Total que a la hora de rodar no estaba el interfecto ¿qué hacer? pues Ignasi sugirió que me dieran el papel a mí. A mí jamás se me había pasado por la cabeza meterme a actor de cine, pero lo hice. Una secuencia con Narciso Ibáñez Menta, al que felicitaba por su conferencia.
Cuatro años después, Ignasi preparaba Un submarino bajo el mantel, basado en una novela de Joan Barril, y me propuso darme un papel que luego fue eliminado en la reescritura del guión. Finalmente me dieron otro, el ujier del Palacio de la Generalitat. Rosa María Sardá sugirió que este ujier, que no tenia nombre, se llamara Salvador, como yo.
En la secuencia, Dine Soulí me preguntaba por el personaje de Rosa (la esposa del presidente de la Generalitat) y se despistó alargando el diálogo y preguntándome cosas en francés que no estaban en el guión, a mí se me ocurrió responder "yes" sin pestañear. Al equipo le hizo gracia y esta réplica quedó en la película.
Estalló el boom de la comedia catalana y me llamaron de más sitios, con Ignasi repetí dos veces, Un placer indescriptible, y un telefilme sobre el zodiaco. Pero un cambio de leyes de doña Carmen Alborch puso en peligro la productora Ixia films y el boom desapareció.
Sin embargo la amistad ha perdurado a través del tiempo y muchas veces hablamos por teléfono, ya que he estado muchos años sin poderme mover de mi domicilio por problemas de salud.
Me alegro de que por fin haya estrenado su película y debo confesar de que me gustaría volver a trabajar con él. Me consta que en varios proyectos que no han visto la luz había papel previsto para mí, pero la suerte no nos ha acompañado.

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Me da la impresión que Don Felipe González se equivocó al cambiar a Don José María Calviño por Pilar Miró en TVE y Don Jorge Semprún por Carmen Alborch en Cultura......