miércoles, agosto 15, 2007

FALACIAS DEL CINE ESPAÑOL

Ana María Orozco (Betty, la fea)

Estamos hartos de la eterna canción del cine español en donde se esconde la autentica realidad de su problemática, la falta de libertad de mercado. Ya he comentado antes que las multinacionales venden sus películas por packs y que para comprar una que es buena tenemos que importar como postre una docena de bodrios que quitan el trabajo y el pan a nuestra industria. Pero lo malo, lo peor es que aquí se miente con descaro y se camufla nuestra problemática, se recurre a la chapuza, al cine subvencionado que nadie quiere ver y a tratar de imponerlo por decreto ley.
Pero nuestras lamentaciones son todas una falacia. Fijémonos en las televisiones donde sólo importa la cuota de pantalla. Es un mercado agresivo, despiadado, cruel. Aquí no hay subvenciones estatales ni chantajes de ningún tipo para programar cualquier teleserie y en esta libertad de mercado se descubre que las teleseries españolas y latinoamericanas barren a las norteamericanas obteniendo un éxito mayor.
Por ejemplo, Betty, la fea, divertida telecomedia sobre una especie de patito feo, una secretaria fea que se convierte en una mujer hermosa, interpretada por la gran cómica Ana María Orozco, la sido una de las que mayor éxito han tenido a pesar de ser colombiana, nacionalidad que en cine equivaldría a un serio handicap para llegar a las pantallas.
¿Qué ocurre? Que estas series nos son más próximas, más fáciles de comprender que las series poco realistas Made in Hollywood donde parece que están creadas por seres de otra galaxia.
Cuéntame lo que pasó, Farmacia de guardia, Médico de familia, Aqui no hay quien viva, Amar en tiempos revueltos, El comisario, Los hombres de Paco son los actuales referentes que han desterrado de nuestras pantallas aquellas series tontorronas realizadas por los gringos de forma rutinaria y que eran auténtica mente descerebradas.
La realidad se impone por su propio peso. en cuanto a las series latinoamericanas con unas actrices despampanantes, bellísimas, con unos cuerpos alucinantes. Es impensable que una película colombiana desbanque a una gringada pero si se recurre a las encuestas veremos que periódicamente aparecen listados de las películas más taquilleras de todos los tiempos.
Un listado algo embustero porque la entradas de hace veinte años no tenían el mismo valor que las actuales. Si se hacen las encuestas por números de espectadores, que es mucho más real, ¿cual es la ganadora? pues una mexicana, El padrecito de Mario Moreno Cantiflas. coprotagonista Angel Garasa, una republicano español exiliado en tierras aztecas, como muchos de los técnicos y guionistas del famoso pelado.
Su guionista predilecto era Jaume Salvador, sí Jaume aunque firmara Jaime. Catalán de pura cepa que huyó de España cuando las tropas de Franco llegaron a Barcelona.
Eso deshace la teoría de la presunta alergia a nuestro cine, lo que no quieren ver los espectadores son esos bodrios creados por caraduras que sólo piensan cobrar subvenciones para vivir de forma parasitaria a costa del contribuyente.
A esos, en realidad, les conviene que sobreviva ese sistema de importar cine americano por packs teniendo que tragarnos muchos bodrios para ver las que son de calidad. Porque gracias a ese sistema recurren a la cuota de pantalla y al dinero público para intentar vender un producto que no está hecho para llegar al público y cumplir con su destino, divertir al público, o al menos interesarle. Esta hecho para llenarse los bolsillos de forma fraudulenta aunque sea hundiendo una industria y destruyendo toda una profesión, esa es la política que ha imperado durante décadas y que seguirá durando hasta que el sistema reviente y se desinfle de una vez.
Ya se sabe que a todo Napoleón le llega su Waterloo, mientras tanto sólo hemos de tener paciencia porque tarde o temprano ese Waterloo llegará.

2 comentarios:

M.Peinado dijo...

Una de las películas hispanoamericanas que no has nombrado y que tuvo cierto éxito fue la colombiana "María Llena de Gracia", de Catalina Sandino Moreno, Virginia Ariza y Yenny Paola Vega. Creo que era del año 2004.

Salvador Sainz dijo...

¡¡¡ Ya la tengo !!!!
La veré cuando pueda.